Punto de Encuentro

Podemos estar más seguros en 1 año

La propuesta de Alan García de “Más seguridad en 12 meses”, es el tercer planteamiento que viene impulsando de manera pública del grupo de 12 promesas que anunció como su programa de gobierno en el Coliseo Chamochumbi de Magdalena el 30 de Octubre pasado. Esta propuesta encara el tema central de la campaña y del momento social que atraviesa el Perú: La Inseguridad Ciudadana. Cabe mencionar que los dos anteriores planteamientos impulsados por el candidato de la estrella fueron el Canon Comunal y el cambio y mejor regulación en las AFP, asunto que causó gran impacto popular y motivó reformas en el tema en el parlamento.

Es pertinente en este punto recordar que cuando el Nacionalismo ganó las elecciones en 2011 una de las circunstancias que fueron claves para tal victoria fue la identificación en el militar, su candidato, el ahora Presidente Ollanta Humala,  la posibilidad de la firmeza en la lucha contra la delincuencia y el crimen organizado. Tras casi 5 años comprobamos que el crimen organizado ha avanzado, las denuncias en las comisarías se han multiplicado casi por 3 y la Policía Nacional no ha ganado más respeto ni credibilidad. La gestión de los Humala en  este asunto ha sido desastrosa. Con todo ello tenemos una ciudadanía atemorizada por la percepción de inseguridad y decepcionada del poder político en su casi nula respuesta a ésta coyuntura en los últimos años.

Por ello lo que plantea Alan García en esta materia representa su principal preocupación y su mayor oferta al país: en un año habrá más seguridad que hoy. Es decir que con medidas de alta urgencia podremos reducir la grave circunstancia de inseguridad que vive el Perú. El planteamiento basa su apuesta en la posibilidad de contar con más efectivos policiales en las calles. En principio eliminando el 24*24 para contar con el doble de efectivos; además municipalizando el tránsito y delegando a personal civil las tareas administrativas y a personal militar el resguardo de hidroeléctricas e instalaciones similares. Además de ello una necesaria reforma de la Policía Nacional con ayuda de una misión internacional.  El trabajo con las juntas vecinales, sociedad civil y una inyección de presupuesto para equipamiento y tecnología complementan las medidas ofertadas por García Perez.

En la dimensión de la prevención se apostara por los algoritmos para preveer el delito según zonas y en el trabajo con la juventud en riesgo a través del Ministerio de la Juventud, para disminuir el porcentaje de jóvenes que año a año engrosan las pandillas y las bandas de asaltantes.

La propuesta de AG no solo encara cuestiones operativas y funcionales sino que va dirigida a combatir también la percepción que se vive en las calles con una maniobra audaz: las FFAA a las calles en labores de patrullaje. Esto sin duda no solucionará definitivamente el problema pero servirá como elemento disuasivo al crimen y dará tranquilidad a millones de familias peruanas.  En todas estas medidas de urgencia el candidato de la estrella plantea invertir 3 mil millones para empezar a construir la paz social.

Finalmente debemos señalar que a la fecha ningún otro candidato ha planteado nada concreto en materia de seguridad ciudadana. Parece que no existe el conocimiento en la materia o el liderazgo para encarar el asunto con medidas puntuales. En esto la candidatura de AGP lleva una clara ventaja.