Punto de Encuentro

Dibujaré la Estrella

En menos de 10 días se definirá quién gobernará el país por los próximos 5 años. Aquellos que creíamos en una opción progresista y auténticamente popular nos quedamos sin alternativas en el ballotage.

Votar por un Fujimorismo -que ya tiene una mayoría aplastante en el parlamento- que sigue pensando igual que en los 90s sin duda no es una opción. No dan garantías de equilibrio y mesura en el ejercicio del poder. La repetición sucesiva de mentiras (sobre sus indicadores económicos, derrota al terrorismo y corrupción) que hace da cuenta del poco  respeto que le tienen al pueblo. Nada asegura que no busque una "reelección fraternal" y con ello nos sumerja en una crisis política y en la vergüenza. Lamentablemente su inserción en el espacio popular es innegable y ello es culpa nuestra también, de los partidos democráticos y populares de dejar la pista libre para que el clientelismo y la prebenda avance sin combatirla en la base social. Esta es una de las razones -también- por las que no votaré por Fuerza Popular, no premiaré al movimiento que de un modo u otro institucionalizó la dádiva en la política peruana del último cuarto de siglo.

Pero Mr. Kuczynski tampoco me satisface. Representa y encarna justamente la alianza de ciertos medios y determinados intereses que a toda costa lo pusieron en la segunda vuelta. Entre ellos también estuvieron los intereses del gobierno de Ollanta Humala y Nadine Heredia en pos de impunidad. Y lo hicieron para asegurar una agenda lesiva contra los derechos de los trabajadores, dirigida a eliminar la CTS, a ir hacia una obsesiva flexibilización laboral para beneficiar al 1% que representa la gran empresa en el Perú. Mr. Kuczynski no me representa porque -además- validó y felicitó la Ley Pulpín, que agredía a la juventud, conceptualizándola como mano de obra barata. Mi militancia le corresponde a un movimiento que tuvo su insurgencia espiritual el 23 de Mayo de 1923, justamente con la muerte de un joven estudiante y un obrero. No puedo por ello darle mi voto a Mr. Kuczynski.

Los principales actores sociales del Perú no tienen garantizado un gobierno que defienda sus intereses o escuche sus reclamos y sentir. La pseudo tecnocracia sin alma -en el mejor de los casos y/o intenciones- gobernará sin diálogo y sin plan para ellos.

Uno de ellos: La Juventud no ha sido parte ni siquiera discursiva de esta segunda vuelta. Sus problemas de acceso a educación de calidad, de empleo decente, de programas preventivos para evitar su incidencia en el mundo delictivo no se han debatido. Ellos representan nada menos que el tercio de la población electoral y no hay plan para ellos.

La Microempresa no es parte del debate. A lo sumo se habla de "formalización"; es decir se discute como encuadrarla, hacerla parte del sistema, incluso perseguirla diría yo tal cual están las cosas ahora en la SUNAT; pero no se ha hablado de como apoyarla, capacitarla y orientarla hacia la productividad y a la mirada a la exportación. Las Mypes dan trabajo a más del 70% de peruanos y están fuera de este ballotage.

Por ello la Democracia Social debe recomponerse y ser activo fiscalizador y proponer la agenda social en donde el parlamento será un espacio de batalla más. Sin duda el APRA y su reconstitución como conductor del movimiento popular y su rejuvenecimiento es ahora una necesidad nacional.

Ni la Sra. Fujimori ni Mr. Kuczynski garantizan un Ejecutivo que trabaje para las mayorías nacionales. Por eso este domingo 5 de Junio dibujaré una estrella en la cédula y la marcaré.