Punto de Encuentro

Haya Vive

 

 Un día como hoy, en Trujillo, hace 122 años vino al mundo el peruano más ilustre del siglo XX. Víctor Raul Haya de la Torre marcó al continente y al Perú con su acción y su prédica. En su nombre han entregado sus vidas al sacrificio del martirio miles de peruanos a manos de las tiranías militares que usurparon el poder y también a manos de las hordas demenciales del terrorismo. Cientos de miles de apristas abrazaron el apostolado de la justicia social y la libertad y dejaron una vida cómoda para dedicarse a la acción sublime de la política construyendo y manteniendo en pie un partido popular a lo largo y ancho de todo el territorio nacional. Hay que decir que antes de la fundación del APRA continental y del PAP Haya ya había sido presidente de la FEP, había participado en la lucha por las 8 horas, la reforma universitaria y en las protestas de estudiantes y obreros contra Leguía que pretendía usar la consagración del Perú al sagrado corazón de Jesús con fines políticos para su reelección. En los primeros años del movimiento hay partidos apristas y hermanos del APRA en Argentina, Cuba, Costa Rica, Venezuela, República Dominicana, etc.

 Haya de la Torre cinceló la ideología del aprismo a través de la lectura del proceso mundial de la época y de la acción de las potencias respecto a los países menos desarrollados. Recogió la determinación libertaria del anarcosindicalismo y parte del método marxista. Los principios que inspiraron la independencia y la idea de la república en el Perú forman parte también de los conceptos del aprismo, teniendo influencia por ende los principios de la revolución francesa y de la independencia de los Estados Unidos. Los procesos de la reforma universitaria, la revolución mexicana y la revolución rusa también forman parte del cockteil que da origen al APRA. Aunque sobre los soviéticos hay que decir que después de la fundación del APRA continental y antes de la del Partido Aprista, en el Congreso Antiimperialista de Bruselas en 1927 Haya marca una distancia insalvable con la III internacional y por ende con la interpretación y acción concreta del marxismo que venía de la tierra de los soviets. En 1989, 10 años después de su muerte, la URSS se desploma y cae el muro de Berlín, constatándose en esos momentos que Haya acertó en su crítica al comunismo internacional. Victor Raúl es el latinoamericano que mejor ha defendido y expuesto los principios de soberanía del pueblo, democracia y republicanismo, todo ello en el marco de una lucha incansable por alcanzar la Justicia Social, la igualdad de oportunidades y el desarrollo a través de la revolución social. 

 En los 60s Haya es el primero en el continente en marcar una posición clara y fuerte frente al Castrismo y aunque ello le ganó muchas críticas de ciertos sectores deslumbrados por la victoria militar de Fidel, Raúl, Guevara, Camilo CienFuegos, etc. en la isla, años después y hoy mismo vemos como Haya tenía razón al ver a Cuba empobrecida después de casi 60 años de dictadura de la familia Castro, por mucho tiempo viviendo de la URSS y en estos últimos años de la Venezuela del autoritarismo chavista. A pesar de la propaganda comunista que ha elevado a la categoria de deidades a Fidel Castro y al Che Guevara, la figura de Haya es infinitamente superior en cuánto a mensaje, acción y legado. Haya está cerca a la dimensión de Bolívar, su pensamiento y los presidentes latinoamericanos que han gobernado inspirados en sus ideas así lo testifican. 

 Haya se adelantó a la SocialDemocracia Europea al plantear un partido pluriclasista, un "partido del pueblo", una alianza de clases, un frente único y no un Partido únicamente obrero, concepto que es corregido por los socialdemócratas europeos años después. Haya es el gran predicador de la unidad continental como una vía de defensa frente a la influencia cultural, económica y militar del imperialismo. 

 Programáticamente es el primero en proponer un modelo de Estado para el Perú en su reflexión política: "El Estado Antiimperialista" y el APRA el primer movimiento en proponer un plan de gobierno para el Perú. Es hasta ahora el único partido en el país que realmente se propuso de tarea educar al pueblo, a través de las Universidades Populares Gonzáles Prada, no solo aleccionándolo en cuánto a pedagogía política sino que dotándolos de conocimientos y herramientas que hacían que pudieran valerse productivamente en la sociedad. Hasta ahora nadie ha replicado esa labor en el Perú. 

 Haya aglutinó en el Peru en su partido gente brillante y de gran acción como Luis Alberto Sánchez, Antenor Orrego, Manuel Seoane, Manuel Arevalo, Negreiros Vega, Carlos Manuel Cox, Luis Heysen, Fernando León de Vivero, Armando Villanueva, Ramiro Prialé, Manuel Barreto, Alfredo Tello Salavarría, Magda Portal, Alcides Spelucín, Andres Townsend, Manuel Vásquez Díaz, etc. Con estos cuadros y con los que vinieron luego el Partido del Pueblo, durante la vida de Haya, resistió el embate de la persecusión de Sanchez Cerro, Benavides, Odría y Velasco los 4 bajo tierra y sin legado político. 

 Es justamente el PAP, una organización fundamentalmente popular y provinciana su mayor obra, su principal herencia al Perú, que se mantiene en pie luego de 87 años de luchas por la defensa de los que menos tienen. La estrella está presente en la mayoria de las provincias del Perú, con sus comités y su fe, a la espera de una renovación que ponga a trabajar las estructuras partidarias en pos de nuevas victorias populares en sus localidades. 

El mejor homenaje a Haya es proyectar su Partido por muchas décadas más, poniendo a la palestra un nuevo programa de justicia social, una organización rediseñada y modernizada, nuevas formas de comunicación y predicando la victoria de su pensamiento por sobre los conceptos del comunismo, la falsa izquierda que hoy aun pretende engañar al pueblo y también por sobre los planes de la derecha conservadora y oligárquica, que sigue actuando. 

Enrique Valderrama