Punto de Encuentro

SALUD BUCAL COMO POLÍTICA DE ESTADO

Según las últimas estadísticas de la organización Mundial de la salud (OMS), una de las doce enfermedades más comunes en todos los peruanos tiene que ver con la salud bucal. Esto nos hace referencia, que el estado poco invierte en programas en favor de este sector. Y esto significa, que la calidad de vida en nuestro país sigue siendo utopía. El estado reconoce la salud pública como derecho fundamental de las personas, sin embargo, pareciera que su presupuesto estuviera mal distribuido y ejecutado, ya que todos no puede en su totalidad recibir un servicio de salud integral de calidad. Y el problema fundamental de esto, es que no se reconoce a la salud bucal como política.

La salud bucadental es fundamental para una buena salud y calidad de vida. Se puede definir como la ausencia de dolor oro fácil constante, cáncer, aftas bucales, enfermedades periodentales, caries dentales y/o perdida de dientes. Esto se debe también a factores externos, como el uso desmedido del cigarro y mala higiene bucal que tenemos las persona. Esto se puede evitar con políticas de estado, por ejemplo, el control del uso del tabaco para así evitar el cáncer en la cavidad bucal, así como el de una buena alimentación equilibrada, que prohíba la venta de comida chatarra en los colegios, para prevenir la caries y la perdida de dientes a temprana edad. Pero primordialmente el estado, debe incluir a la salud bucal como prioridad en los programas de gobierno y la agenda gubernamental. Organizar e incorporar en los planes de acceso universal de la oferta de la atención de la bucal en los diferentes niveles de atención de la salud. Para el odontólogo Cesar Torres Nonajulca se debe formular un plan para la implementación de la estrategia de información, educación y comunicación en salud bucal con la participación intersectorial y multisectorial. El establecimiento de alianzas estratégicas en los niveles gubernamentales y empresariales para incorporar educación y comunicación, utilizando los medios masivos de comunicación y la tecnología de información y comunicación (TIC). Pero aún más importante señala que el estado debe fortalecer la atención integral e integrada a la salud bucal, dentro de la red de servicios públicos y privados. El fortalecimiento del marco regulatorio con una participación social activa de los entes de la odontología para la promoción y educación de la salud bucal que incluye la prevención y atención de la patologías bucodentales más prevalentes. Para se debe definir el listado de enfermedades o eventos de declaración obligatoria para ser incorporados en la ficha o documentos para el registro de la información en salud bucal a nivel intra e interinstitucional. No obstante, hay algo más importante y fundamental que se debe realizar. Que todos los ciudadanos tengan la accesibilidad e inclusión en los servicios de salud bucal. Acceso a servicios de salud bucal integrales, con énfasis en el fomento de buenas prácticas de higiene bucodental, promoción de hábitos saludables y educación en salud, prevención y protección específica, tratamiento y rehabilitación del daño. Así como la buena remuneración que deben tener los cirujanos dentistas en la red pública, generar mayores contratos, para que la necesidad de odontólogos sea cubierta, así como personal auxiliar del área de odontología y la modernización de los materiales e insumos necesarios para la atención.

Por todo lo mencionado, es de carácter político, social y sobretodo ético que la salud bucal sea declarada política de estado, ya que este además de ser un derecho, es parte de la calidad de vida que deben tener todos los peruanos y está ligada al bienestar que deben tener las familias y comunidades. La salud integral está reconocido a nivel internacional como derecho humano universal, y en nuestro caso, la constitución política la reconoce como tal, por ellos el gobierno no puede ignorar este tema.