Punto de Encuentro

LA CLAVE MENOS PENSADA

“Urge la necesidad imperiosa de modificar el código penal respecto al perjurio, así como ampliar los artículos respecto a este delito.”

Cada día salen nuevos audios a la luz y -la gran mayoría de involucrados- afirman no conocerse ni estar involucrados, el juez Hinostroza se titula a sí mismo de palomita inocente cuando en realidad ya el Perú sabe que detrás de esa sonrisa descarada existe un ser que juega con la justicia nacional en beneficio de quién pague más. Sin embargo, el cáncer de la corrupción podría tener una cura que -probablamente- a nadie se le pasó por la cabeza: el Perjurio.

¿Qué es el Perjurio? Es el delito que se comete al momento que se miente en una declaración bajo juramento. El Perjurio se encuentra dentro de los 5 delitos más graves en los Estados Unidos de América. ¿En qué consiste el perjurio para los Estados Unidos? Al detectarse este delito en medio de una investigación o en pleno juicio, la persona que lo comete es condenada y llevada a la cárcel, más allá del delito principal, también se le condena por perjurio. Asimismo, de tener uno o varios títulos universitarios, es el colegio (los colegios) quien investiga a través del área de ética y le retira su título profesional.

En el Perú, lamentablemente el perjurio pasa ‘piola’, sobre todo en casos que involucran a ex presidentes u otros miembros de la política. Por poner ejemplos claves, el caso Madre Mía, las agendas que Nadine Heredia negó inicialmente, los congresistas como Yesenia Ponce que han mentido respecto a su hoja de vida, César Acuña y su frase ‘no es plagio, es copia’; entre otros. Por estos motivos urge la necesidad imperiosa de modificar el código penal respecto al perjurio, así como ampliar los artículos respecto a este delito.

Primero, modificar el Código Penal en sus artículos 411 y 428 y colocarlos en un capítulo aparte. Segundo, modificar ambos artículos respecto a las penas, pues el artículo 411 estipula que el perjurio en un procedimiento administrativo será condenado con no menos de un ańo ni mayor de cuatro años de pena privativa, sin embargo, el artículo 428 señala que la pena privativa será no menor de tres ni mayor de seis. Evidentemente este último punto es una evidente contradicción, pues lo ideal sería que el perjurio tenga una única pena privativa de libertad. Asimismo, con toda la corrupción dentro del Poder Judicial, que no sea una novedad que un juez como Hinostroza simplemente le de un año a quién comete perjurio a cambio de unos billetes o entradas para el mundial.

El perjurio debe ser castigado con no menos de ocho años y no mayor de catorce años, asimismo aquel condenado por perjurio debería ser inhabilitado de ejercer un cargo público conforme al artículo 36 del Código Penal, inciso 2; debería ser inhabilitado de ejercer por cuenta propia o por intermedio de tercero su profesión, comercio, arte o industria conforme al artículo 36 del Código Penal, inciso 4; debería ser inhabilitado para obtener autorización de conducir cualquier tipo de vehículo conforme al artículo 36 del Código Penal, inciso 7.

Finalmente, aquel sentenciado por perjurio debería perder inmediatamente su título (s) profesional (es) o técnico (s) a través de la comisión de ética del colegio profesional al que pertenezca. Yo propongo esta medida bajo la idea de dar prioridad a uno de los valores principales: la verdad. Los invito a que imaginen un país en el que ninguna autoridad y ningún juez mienta en un interrogatorio. Imaginen la cantidad de presos que tendríamos por simplemente descubrir una mentira.

@michel_1098