Punto de Encuentro

Perspectivas sobre el fortalecimiento, relanzamiento y reconstrucción del aprismo.

El debate sobre el futuro del aprismo no se debe enfocar acerca de las personas sino de procesos e ideas, de pensar en grande y no en pequeñas rencillas; allí para actuar con seriedad debemos tener un predicamento de orden conceptual, de actualización, que se relacione con el estado del arte de la discusión en la academia, hoy infestada por las post verdades de la izquierda criolla; pero también debe venir acompañado de banderas en torno a la articulación de un "nuevo programa para la justicia social" que recoja posiciones de cambio en torno a 7 u 8 grandes ejes temáticos. Adicionalmente debe importar una propuesta de modernización Organizacional y por último tomar en cuenta un plan comunicacional de cara a los próximos lustros. 

En torno al tema de actualización conceptual debemos reflexionar respecto a las nuevas implicancias de la integración continental, del modelo de Estado que plantea hoy el aprismo, respecto a lo que entendemos hoy por revolución, por imperialismo, en cuanto al concepto y alcances del "frente único", etc. En este espacio bien vale destacar el trabajo del Centro de Estudios Apristas, dirigido por José Bulnes y con muy buenos aportes de Iván Arenas, colectivo que luego de varios "díalogos republicanos" y algunas tertulias intergeneracionales en las que han participado Hugo Neira, Angel Delgado, Mercedes Cabanillas, Wilbert Bendezú, Carlos Roca, Wilder Calderón, Victor Raúl Díaz Chávez, entre otros destacados amigos y compañeros, está próximo a presentar públicamente una lista de preguntas orientadoras para el debate conceptual a nivel nacional, con la ilusión que sirvan para delinear los temas de un intercambio de ideas en el Partido de Haya de la Torre. En esto los aportes recientes del catedrático universitario Alan Salinas son de calidad fundamental. 

En cuanto al programa necesitamos un conjunto de puntos de lucha, 4 o 5 en ejes claves como formalización de la Mype, agenda social de la juventud, Agro, Educación, infraestructura, salud, mujer, agenda laboral, reforma política, etc. Cuestión que hoy no está adecuadamente delineada al interior y menos conocida hacia afuera. Aquí, se está trabajando con ahínco y con participación de diferentes cuadros especialistas en Infraestructura, como Luis Cánepa, en Seguridad como Francois Novaro, Agro como José Tejada, Javier Carrasco y Luis Yntor, Economía como Cesar Peirano y Victor Cardenas, Transporte como Guillermo Gates, Tecnología, como Álvaro Castro, Cultura como John Oscategui y Educación, como Víctor Raúl Díaz Chávez.

La capacidad de cuadros cuajados y de trayectoria en el Estado como Jorge Villasante en el sector Trabajo serán vitales, así como en el mismo eje de las dirigencias de la CTP comandadas por Benigno Chirinos y Elias Grijalva y la experiencia de Luis Negreiros. 

En cuanto al dibujo orgánico y modernización del PAP han trabajado muy interesantes propuestas hace unos meses la base regional de Ancash Costa, liderada por José Zafra, con grandes apuntes de parte de Pepe Chacaltana y otros valiosos compañeros, también la base del Callao con los inteligentes aportes y experiencia de Guillermo Gates y de Fernando Lynch, además de la base de Lima Provincias Norte con los aportes de Juan y Antonio Mauricio; además de la base de Ica liderada por Belen García y de Cajamarca con Victor Arevalo y Luis Lopez Herrera; otra propuesta interesante vino también de la base de Junin con Jacqueline Santos y la distrital del Tambo, con Isabel Oviedo, Miguel Baffigo, entre otros. Así como también hay que destacar aportes bastante audaces y sesudos como el plan de trabajo presentado hace un año en los debates para los aspirantes al CEN del PAP de parte del brillante abogado y cuadro politico Alexander Torres Figallo y también de Miguel Gogny y Victor Vizcardo desde Alemania y Lince respectivamente. Sumar la experiencia de referentes de las bases distritales como Oswaldo Valles en Los Olivos, Elsa Margarita Elias en Lince, Oscar Zavaleta en Carabayllo, Rocio Temple en La Victoria, Fernando Grande en Ancon, Nely Motta en San Juan de Miraflores, Filomena Arevalo en San Juan de Lurigancho, entre otros valiosos cuadros que han sido incluso regidores es necesario e importante.

Finalmente sin una estrategia de comunicación adecuada, que implique también la digitalización de la acción política del aprismo todos estos esfuerzos pueden ser vanos. En este asunto se trata de establecer respuestas audiovisuales para combatir los tres sentidos comunes que se han vendido sobre nosotros desde los medios, con redoblado entusiasmo desde la "Ley Mulder": que somos permisivos con la corrupción, que somos siempre los mismos y que peleamos entre nosotros. Actuando planificadamente y respondiendo con actores jóvenes en los nuevos formatos para transmitir ideas en las redes sociales iremos poco a poco desmontando las mentiras y reconstruyendo nuestra confianza con el ciudadano. No es un proceso que sea rápido, por ello debemos iniciarlo cuanto antes. En este espacio destaca el trabajo en redes de la periodista aprista Karla Calle y de la compañera Elka Villa de Madre de Dios, de Edwin Alejo de Ica; así como de Marina León de Lima, así como las líneas de trabajo construidas con inmensa creatividad por Carlos Mejia Otero. 

Finalmente debo anotar que este gran proceso debe llevarse con altura y lealtad y cuya semilla está en el proceso de reactivación de varias bases con motivo de candidaturas regionales y locales a destacar como las de Paco Saavedra en 26 de Octubre en Piura, la de Cesar Trelles en la region Piura, la de Armando Rivas en la provincia de Lambayeque, la de Carlos Chamochumbi en el primer puerto y algunas que aunque no han llegado al última día por formalidades del JNE como la de Cristian Arrunategui de Tumbes y José Gordillo de Breña, entre otras han despertado a la militancia de sus circunscripciones. 

Vamos a un debate de ideas y propuestas, con seriedad, con respeto y en el cual la renovación debe ser intergeneracional y descentralizada, mirando al futuro. Se lo debemos a Haya y a la generación fundadora.