Punto de Encuentro

Cinco pasos para entregar retroalimentación positiva

Se conoce como retroalimentación a aquella información que ayuda a los empleados a entender qué tan bien se desempeñó en un periodo determinado de tiempo y si, cumple con las expectativas de la empresa. ¿Pero cómo hacer una retroalimentación positiva?

Aquí hay cinco cosas que debe tener en cuenta cuando se prepara para compartir comentarios positivos.

1. programar la conversación Al igual que la puntualidad, si la retroalimentación positiva se entrega en el pasillo, no tiene la sensación de ser importante o intencional y puede perder su significado. Un momento ideal para enviar comentarios es durante las reuniones individuales programadas regularmente.

2. Identifica y describe los comportamientos positivos y por qué es importante. Para crear un compromiso, los empleados deben comprender cómo sus comportamientos se alinean con los objetivos de la organización y, en última instancia, con los resultados finales. Entonces, además de describir el comportamiento, explique la razón por la que el comportamiento aporta valor.

3. Alienta a las personas a compartir sus razones para el éxito Si el comportamiento es una cualidad que el empleado hace bien todo el tiempo, como su precisión en los informes o la forma en que resuelven los problemas de los clientes, tiene sentido preguntar al empleado cómo lo hace. Entonces, la compañía conoce una estrategia probada que podría ayudar a alguien más.

4. Date un tiempo y escucha para entender a todos los involucrados en la conversación. Podríamos pensar que es un comentario positivo que podemos decir algo rápidamente y seguir adelante. O responde con un agradecimiento y eso es todo. Hay una oportunidad de aprender unos de otros. Aprovéchate de ello.

5. Ser agradecido marca la diferencia, dale las Gracias a la persona Ya sea que esté dando o recibiendo comentarios, tome un momento para agradecer a la otra persona por su tiempo y honestidad. Así es como se construyen las relaciones de trabajo positivas.

Las culturas de retroalimentación se basan en la retroalimentación positiva

No dudes en dar a otros comentarios positivos. Vale la pena la inversión de tiempo. Planifica la conversación. Sea específico y oportuno. Centrarse en los comportamientos y su conexión con los objetivos de la organización.

Las organizaciones cada vez se vuelven más exigentes y apuntan a tener altos rendimientos. La retroalimentación positiva crea este tipo de resultados exitosos. Realice capacitación de retroalimentación y aliente la retroalimentación entre colegas, gerentes y empleados cuando suceden cosas buenas. A las personas les gusta escuchar que les va bien, eso los motiva a seguir desempeñándose a un alto nivel. Finalmente recuerda lo dicho por Mariela Dabbah “Solo cuando descubres qué percepción tienen los terceros de tu desempeño puedes ajustar lo que no funciona para mejorar tus resultados”