Punto de Encuentro

Algunas visiones futuras de la ola migratoria. Perú y Venezuela

Lo que se viene ocultando de modo convenido es el modo como se vienen haciendo silenciosos ajustes en la estructura política del país  que no deja ver la coyuntura política., Pero es una verdad a medias, en realidad no el punto medio del asunto. Esa ley anti laboral que se viene negociando seguramente sin ningún contrapeso desde los trabajadores y un congreso debilitado, en realidad va a sacrificar con gran penuria a un modo anacrónico como se ha entendido la estructura laboral y profesional en el Perú, Porque una de las tres razones que no han permitido el cambio estructural y un salto en la acumulación es que carecemos de profesionales capacitados para ser una sociedad de corte liberal económico, y eso ha sido un pedido expreso de los empresarios para dar el salto cualitativo en la productividad, no una idea de Vizcarra y sus aliados, que son permisivos en este sentido, pues no quieren ser aniquilados por sus actos de corrupción amurallados. A la larga preparan el camino para una democracia sin partidos, y así debilitar la canalización de los intereses sociales que van a  salir perjudicados por los trascendidos de la oligarquía. Estas reformas no están pensadas solo para nosotros sino para la presión que ejercen en la PEA la ola migratoria de venezolanos cuyo grueso de su éxodo a medida que Maduro se autodestruya va a llegar más  a este país, pues poseemos una política migratoria concesiva, y somos una sociedad de ingenuos, donde la falta de reglas institucionales no defiende a nuestra población nativa.

Van a provechar un recurso barato y mejor profesionalizado para realmente disparar la producción y se van producir encadenamientos productivos, mayor generación de riquezas, y van a aparecer sectores de avanzada de bienes de capital que no habían. Eso va hacer que materia gris ociosa empiece a hacer mas empresa y se profesionalice más, mejores salarios y mejores condiciones para el sustento de toda economía liberal saneada que busca que el individuo se reconozca como autosustentable, y no esté esperando todo del Estado. Como va a haber presión por mayor especialización eso va hacer que se atraigan con mayor facilidad mejores inversiones privada, y sectores como la minería y el petróleo, alcancen mayor valor agregado y sirvan como una plataforma de acumulación para sectores más de avanzada, como tecnologías asociadas a la producción industrial., Claro esto último va a depender de lo que tanto esté dispuesto a alterar la Oligarquía esa visión monopólica y especulativa de aldea, que incluso la izquierda posee, de moverse como familias y grupos de amigos, y así facilitar la inmersión de nuevos grupos de interés económico que nos den una verdadera burguesía dirigente. Todo cambio radical de la formación socioeconómica presiona no solo hacia abajo, en la reorganización de la sociedad civil orientada en reglas jurídicas por el Estado, sino que afecta la reconfiguración del capitalismo interno y las participaciones oligopólicas de este con la inversión externa, y eso es algo inevitable de querer controlar o cohibir. La única es saber reinventarse en la destrucción creativa y estar en la cresta de la ola acumulando y distribuyendo de modo territorial la inversión que se genere.

Pero aquí el Estado y el empresario debe hilar fino, pues debe hacer de todas maneras una profunda reforma educativa en la educación básica regular, pues no sirve para nada, donde no se hace lo fundamental construir una personalidad con fuerza emocional y con expectativas de expansión individual y social en relación al territorio y una historia medianamente común.; Y  donde a ciertos niveles de especialización en las universidades le cueste al profesional pues se trata de ganarse el mundo por méritos propios. Descentralización de los sectores productivos, y una salud universal y de calidad. Sin eso no vamos aprovechar todo el rico magma que se viene....Y ya muchos peruanos estamos preparados por lo menos de modo empresarial para eso. Quien se siente discriminado en esto es su problema- adultos digo-, pues cada quien debe quererse a sí mismo y no dejar que las presiones estereotipadas de la cultura cohíban la fuerza de adaptación que toda persona debe poseer. Esto no será fácil, pues mucho de cultura, se confunde con tradición, , cuando hasta los pueblos orgullosos de su pasado deben evolucionar, y comprometerse con mayores niveles de integración económica y política, sin tener que desaparecer, sino aprovechando estas crisis de cambio como oportunidades para dar saltos de racionalidad y mejora sustantiva de sus condiciones de vida. Pero para esto deben individualmente desactivar la fuerza empobrecedora del racismo, pues no depende sino parcialmente de la educación, o una eticidad del dialogo intercultural, sino sobre todo en como libera a los peruanos de una visión rígida y auto mortificante de la sexualidad y del amor de pareja.

En el corto plazo tres o cuatro años vamos a estar en márgenes de crecimiento recesivos, pues los nuevos venezolanos presionan sobre salud, seguridad y trabajo, una baja en los salarios real, pero a largo plazo esa ola migratoria es la que va romper la cultura de enclave que ha dominado nuestra economía desde la colonia, y que nadie ha querido resolver pues toca privilegios antiquísimos, y en verdad nadie ha sabido ejecutar, pues los intelectuales y la política no han sabido adecuar sus relatos y programas a las mutaciones sociales de las regiones y sus culturas.. Los perdedores de todo esto serán las poblaciones que se sientan vulnerables e inferiores ante esta competitividad en todo sentido: y ellos serán probablemente las comunidades alto-andinas, y poblaciones que no han podido romper el ciclo de la pobreza en el sur, el norte, la selva y esto es histórico. Y sobre todo esos sectores que han visto la vida como un estado de providencia que regala todo sin respaldo en productividad real, aunque en esta parte se van a producir muchos conflictos y hasta levantamientos, pues a nadie le gusta el camino difícil en el Perú para superarse. La labor preventiva es reorganizar otro enclave que nadie toca: el modo tan irresponsable como se ha dirigido la cooperación internacional para remercantilizar y ciudadanizar  a las culturas sin que pierdan sus costumbres milenarias. Se ha promovido malamente una idea de modernización como ruptura, y no como evolución de las culturas empobrecidas por ellas mismas, y en eso tienen las ONGs mucha responsabilidad pues solo discuten en conversas lo que aplican erradamente.

Así que ha recolocarse, y mirar todo como emprendedor. Solo hay dos escollos el 2021 sea como sea no puede entrar ni la izquierda, ni los fujimoristas, pues este salto en capital generado lo pueden volver lo que está pasando en Venezuela o sea querer aprovechar el disparo de la economía para generar gigantescos programas sociales que desincentivan el esfuerzo y la innovación técnica y reproduzcan la cultura de la pobreza, o el populismo clientelar y delincuencial muy vil que potencie un narco estado, que es el sueño de los militares, y de altos intereses geopolíticos por liquidar a nuestra nación.. Y otra cosa hay que restringir que puedan ser funcionarios del Estado, pues el venezolano es una comunidad a la que le han hecho creer que es superior por décadas, y eso no es cierto, sino no hubieran permitido un Chávez y a su discípulo Maduro, Hay que evitar se muevan en nuestra cultura como una comunidad de interés especial, y eso por una razón muy pragmática: en toda ola migratoria hay un tráfico de intereses políticos que hay que saber diluir en nuestra cultura política, sino pueden haber divisiones que alienten más los odios soterrados que nuestra democracia no sabe procesar de modo intercultural.. Así que ha aprovechar el impacto que los venezolanos, pues ellos la tienen clara, y pueden tranquilamente hacer lo mismo con nosotros en cualquier momento.

Y  por fin podamos tejer poco a poco  una nación y en estado más soberano de avanzada. Una nación plurinacional donde el derecho se pague con el esfuerzo en trabajo duro, disciplina, método y conocimiento cada vez más aplicado. Este escenario no será fácil de recorrer, pues en mucho depende de cómo cada cultura esté dispuesta a evolucionar y saber permanecer sin tener que renunciar a poner reglas claras a al inversionista de todos los lugares y convivir con la negociación y los cambios abruptos del capital. Recuerden se viene una gran crisis global  y el país tiene enormes condiciones para ser un espacio de atracción de la fuga de capitales, y de las recolocaciones geopolíticas de la economía global. El partido que lea esto será el que este más organizado y que conozca de modo históricos y genético al Perú y su gente. Y esto es así porque se requiere una peruanizada correa de transmisión que procese el tráfico de intereses ciudadanos que se van a sentir afectados y así impedir que esta oportunidad de oro de pactar con el capitalismo mundial sea soberana y sostenible en el tiempo para los peruanos que la sepan aprovechar y despierten de ese sueño dogmático antiquísimo que es la verdadera razón de que nuestra ancestralidad orgullosa no haya sabido adaptarse a los cambios que han operado nuestros intereses privados sin perderse en la quietud de lo detenido en el tiempo, y que se niega a la articulación de sectores socioeconómicos de la intensidad y la innovación constante en la creación de valor.  Esta época es la época de los variables no de las constantes.