Punto de Encuentro

Respuesta a un artículo de Juan Manuel Robles del Semanario “Hildebrant en sus trece.”

Hoy leí un artículo de un tal Juan Manuel Robles. No sé quién sea. Pero habla de que SL y el MRTA no representan ya una amenaza seria para el Perú. No sé ¿en qué país vive?..... Pero no puedes reinsertar a la sociedad a gente como ellos, a pesar de su supuesto arrepentimiento y búsqueda de rehacer su vida cuando las mismas condiciones que los hicieron aparecer son similares en el campo y en varios lugares del país. El conflicto en apogeo de las Bambas y de los sectores aledaños es un claro ejemplo. Ellos fueron derrotados militarmente, pero no ideológicamente porque la izquierda no ha pedido perdón por ser el colchón ideológico "Viva la Lucha armada" que todos como valientes gritaban en los 70s. Y porque aunque digan todo lo contrario comparten una misma visión del mundo: que hay malos y buenos en esta vida. Y ´porque la democracia que nació con Paniagua y Toledo lo saco en libertad y se fueron a jorobar la pita a sus regiones. Esa CVR es un insulto que ha cambiado la historia y que ha servido para desmontar el principio de autoridad que tanto trabajo costo alcanzar para acabar con esas pandillas de asesinos que asolaron el campo y mataron sin piedad al pueblo peruano.

 Acepto que debería dárseles la chance de participar en política para que la misma democracia que tenemos los destruya de una vez por todas. Pero ese no es su objetivo real. Ellos son un cáncer, son gente que piensa fríamente que el mundo es un apocalipsis y que hay que hacer limpieza de todos los pendejos que nos gobiernan y de sus felipillos, asesinando y destruyendo el Estado, que es la ruta para destruir y explotar el pueblo que ellos también violaron y asesinaron. . Esas personas siguen en las mismas, filtrando organizaciones, haciéndose los buenitos, bailando, liderando por aquí y por allá, azuzando a la violencia sin dar la cara, y  por buenas fuentes que ya están promocionando como buenos "Que la única solución para cambiar este país es tomar las armas"..

Para acabar con esta gente hay que disolver la cultura de la miseria que hay en todas partes del país, y eso amigo Juan Manuel Robles nadie lo ha podido hacer, porque ha sido el negocio de las ONgs toda su vida. Esas comunidades empobrecidas no eran tales. Tenían sus cultivos y sus animales de crianza, y hasta se sanaban con sus plantas. Desde que dejaron ingresar a las mineras, sus aguas han sido contaminadas, y sus pastizales se han vuelto infértiles. Además de enfermedades que han aparecido. Su miseria viene de la terquedad de que se vuelvan modernos, sin considerar sus magnitudes culturales. No es tan fácil como aplican infantilmente las ONGs. Y este ha sido el caldo de cultivo para que operadores corruptos que las ONgs formaron manipulen a las comunidades y desaten el caos en la sierra y en la selva.

Ahora si no se están dando cuenta hay una ley que solapa no se discute y que ha sido apoyada por Vizcarra, para reforzar la regionalización y la des centralización, con plenas competencias presupuestarias y políticas. Asesores de izquierda han aconsejado tal aberración. Sabiendo que en los lugares más deprimidos si esta ley se da, le daría al poder político corrupto y ultroso facultades para enjuiciar o expulsar de esas localidades a los proyectos mineros que son los que desordena mente aunque no les guste a los europeos peruanos, desarrollan esas zonas. Se feudal izaría el Perú peligrosamente. Y esto ya está pasando en el sur del Perú, donde la intención es el separatismo.

Si hay contaminación y criminalidad en esas zonas por responsabilidad de las mineras mal concesionadas, que su única lógica es la del lucro y no saben nada del tema social, ¿qué crees que va a pasar si se van esas mineras? más pobreza hermano  escritor, más quejas, más anemia, más dolor y de ahí un paso a las armas y la rebelión es muy sencillo, pues los subversivos inoculan con facilidad el odio y la violencia....No sé a qué juegan los light de la izquierda pero están jugando con fuego, y así de fácil eso es maoísmo vestido de dolcegabana. Su venganza en contra de los Militares y los políticos que no les dejaron soñar con su estúpida revolución les va a costar muy caro.

Mientras no resuelva la Oligarquía racista,  los políticos y el mismo pueblo consciente, la miseria de este país sobre la base de hacer entender que el ser humano a pesar de la cultura que venga y los estigmas que cargue, debe progresar y buscar más desarrollo humano en todos los aspectos de su vida, Autodesarrollo interminable en interdependencia con las culturas que también evolucionan, seguiremos pensando que en este escenario del Perú hay santas palomas en todos lados. Las culturas de la sierra no son para que el turista se tome la foto o se haga turismo de sus vidas vulnerables.. La realidad aplica para todos. A casi la mayoría de los peruanos les ha quedado grande el título de querer su patria. ¿Si o no comunistas irresponsables?  “¡Proletarios del mundo uníos!” sueños de ebrios. Somos de ADN chamberos y trabajadores, emprendedores a mas no poder. Pero no nos valoramos y aceptamos, porque nos hemos comido un racismo que perfectamente podemos mandarlo a la mierda. Y esos orates viven de ese discurso.  

Que la culpa la tiene el papa Estado y los parásitos de la Confiep es solo la mitad de la naranja., Es verdad a ellos les importa un rábano, no perder sus prerrogativas y su negocio.. La otra verdad es que en varias zonas de este país, mucha gente que te pone la cara de bueno, no desea esforzarse y desea lo que esos tucos de la Molina o San Isidro tienen y se vuelven los vagos operadores que son y engañan a la población....Pensar así hermano es de niños/as. Ese Hildebrant hace un buen negocio con ese periódico con el que me saco el mal aire. Burlarse de que tenemos cocineritos es en verdad pensar como europeo...El Perú es un imperio dormido, y rollos como la colonialidad del poder, y el liberalismo conductista no son más que visiones distorsionadas que no ven la tremenda plasticidad de la vida peruana para resistir y levantarse de sus cenizas. Hay que ponerles riqueza en sus almas, y eso es despertar la naturaleza ancestral que vive en ellos y controlar el capitalismo popular que ya se han atrevido a forjar como valientes que son.