Punto de Encuentro

SOLA, SOLITA, SOLA

“Fuimos -como ciudadanos- mezquinos con quiénes nos advirtieron, aquellos que sí preguntaban ‘¿de dónde sale todo el dinero?’”

Susana Villarán fue sentenciada a 18 meses de prisión preventiva esta semana. Una justicia que llegó tarde, pero finalmente llegó. Pero ¿exactamente de qué se le procesó? Porque si hay un detalle que las redes sociales evidencian, es una población peruana desinformada del tema, pero se encuentra justamente desinformada porque aquellos que deberían -objetivamente- precisar la corrupción de su gobierno, solo revelan ligeros detalles.

Susana Villarán fue alcaldesa de Lima, pero durante su gobierno hubo un grupo técnico que hizo posible llevar a elecciones el pedido de revocatoria. Sin embargo, el ‘No a la Revocatoria’ fue el que terminó ganando y ello implicaba que Susana Villarán continúe termine su mandato de alcaldesa. En fin. Esa historia es bien conocida. Pero, así como toda historia, esta tiene detrás una ‘historia oculta’ y que no es, ni le será agradable. Puesto que, esa campaña fue financiada por Odebrecht y OAS. Y ese dinero, como se sabe en la actualidad ha sido con fines de corromper obras públicas y para el perjuicio de la ciudadanía. En otras palabras, Susana Villarán prefirió dejarse corromper para seguir en la alcaldía de Lima.

En aquel entonces, muchos recordaremos las pancartas y letreros de famosos personajes del cine, de la tv apoyando el famoso ‘No a la Revocatoria’. Incluso, aquellos que propusieron la revocatoria incluyeruen en sus debates el ‘de dónde proviene el dinero’. Porque si la memoria no falla, debemos recordar que esa campaña del no, abundaba por cada esquina con letreros, afiches, propagandas publicitarias pagadas a los canales de tv. Pero ahora, años después, recién nos hacemos la pregunta nosotros como ciudadanos cuando ya es tarde, cuando tenemos al menos dos peajes pagados con dinero sucio, dinero corrupto. Fuimos -como ciudadanos- mezquinos con quiénes nos advirtieron, aquellos que sí preguntaban ‘¿de dónde sale todo el dinero?’.

Pero ¿es sólo Susana Villarán la culpable? Legalmente no, socialmente tampoco. Sin ahondar en el tema legal, vayamos a un tema moral, a hechos, a la historia. Porque aquellos que apoyaron el ‘No a la Revocatoria’ ¿dónde están ahora? ¿Porqué no salen de sus escondites? ¿Porqué no salen a apoyar a ‘su candidata’, la persona por la que se vendieron? Los actores, las actrices, incluso personajes políticos. Urge la necesidad imperiosa de hacer memoria quiénes fueron todos ellos porque si he de mencionarlos por este medio, probablemente se sientan disque ‘lastimados’.

Muchos de aquellos que ahora han abandonado a Villarán, fueron también los que apoyaron a los Humala-Heredia. Y a ellos no sólo les dictaron prisión preventiva, también da la casualidad que, formalmente han sido acusados de corrupción solicitándoles 22 años de cárcel a Ollanta Humala y 26 a Nadine Heredia.

¿Dónde está IDL que es el primero en pedir transparencia? ¿Porqué no se pronuncian respecto a Susana Villarán? Porque cuando alguien preguntaba, aunque fuese por simple curiosidad, el origen de todo el dinero; siempre llegaba alguno de los tantos actores que se contrató para dicha campaña y cambiaba radicalmente el tema de conversación. ¿Qué raro, no lo creen?

Es una necesidad imperiosa que la fiscalía no se quede simplemente investigando a Susana Villarán. Porque han demorado Siglos a que se logren los 18 meses de prisión preventiva, han tenido que esperar a que Jorge Barata hable. Pero ahora que finalmente se sabe una verdad que era evidente, una verdad que era obvia para millones -salvo para Domingo Pérez o Rafael Vela- ahora es cuándo se debe investigar hasta el último implicado. Porque los actores de todos esos carteles, todos los actores y actrices no se prestan ni hacen campañas de ‘mamera gratuita’.

Y como a estos fiscales les encanta abusar de la prisión preventiva, pues creo que si quieren mostrar un poco de decencia o justicia, sería bueno que investiguen hasta el último involucrado y le devuelvan a los limeños el último centavo. Pero también es nuestro deber recordar a aquellos que nos mintieron, aquellos que se vendieron y hoy se esconden. Porque para ellos es fácil el haber apoyado el ‘No a la Revocatoria’. Pero al final somos los ciudadanos de a pie los que pagamos las consecuencias del tráfico infernal, somos los que pagamos el robo de los peajes, somos los más perjudicados.

@michel_1098