Punto de Encuentro

LA LUCHA POR LOS LICENCIAMIENTOS

“En un país en el que urge mejorar la educación, entidades como SUNEDU no pueden ser pasivas frente a errores graves.”

Durante las últimas semanas, algunas universidades -en especial las privadas- han sido sujetos de polémicas por perder o no recibir el licenciamiento por parte de la SUNEDU. Tal es el caso de instituciones como Telesup o -ahora último- la Universidad Arzobispo Loayza. A la primera se le ha quitado su licenciamiento, mientras que se ha denegado el licenciamiento para la segunda mencionada. Es por todo lo mencionado, y más, que se ha generado una polémica con respecto a la investigación que se quiere realizar por parte del Congreso de la República.

Resulta innecesario, para la presente columna, ahondar en el tema de “políticas de licenciamiento”. En realidad, cualquier ciudadano puede entrar a la página web de la SUNEDU y darle una chequeada a los requisitos que cada Universidad debe cumplir para ser licenciada.

Pero, lo que sí resulta necesario señalar es la rigurosidad de dicha entidad y la minuciosidad de calificar hasta el mínimo detalle. ¿Porqué? Puesto que, durante muchos años, diversos estudiantes e incluso millones de peruanos han sido víctimas de aquellas Universidades informales que se han burlado de los jóvenes que -en su momento- se insertaron para dañar el sistema laboral del país.

Entidades universitarias como Telesup, en mi opinión, considero que intentan burlarse del país al haber ‘engañado’ a sus alumnos con un séptimo piso falso, de cartón. Y ellos saben que han cometido un error, son conscientes de su grosero error. Sin embargo, han buscado una defensa indefendible al tildar la sanción de la SUNEDU como radical. ¿Y qué esperaban? ¿Un aplauso? ¿Un comunicado que simplemente les diga que no vuelvan a cometer un error? En un país en el que urge mejorar la educación, entidades como SUNEDU no pueden ser pasivas frente a errores graves. También debe dar el ejemplo con sanciones frente a entidades que nos hicieron quedar en vergüenza internacional. Porque este caso de Telesup ha sido noticia a nivel internacional.

No se necesita conocer o ser especialista en esta materia como para emitir una opinión. Es más simple de lo que se puede apreciar. Si cumples con los requisitos, se te brinda el licenciamiento. Si te falta un requisito clave, no se te brinda el licenciamiento. Si ya tienes el licenciamiento, no terminó tu tarea como entidad, debes trabajar para mantener ese licenciamiento.

Basta con aprender de Universidades como la UNSAAC (Universidad San Antonio Abad del Cusco) o UPC (Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas). Ambas, teniendo diferentes problemas internos como conflictos entre sus autoridades o deudas que hace poco se pagaron. Sin embargo, pese a sus problemas internos, lograron un licenciamiento histórico, como es el caso de la UNSAAC que logró su licenciamiento por 8 años. Pese a que será una ardua tarea mantenerla, pero no imposible.

Por otro lado, frente a las acusaciones que se le pueda hacer -dentro del campo político- a la SUNEDU. Si hay una característica por la que la SUNEDU haya brillado frente a otras entidades públicas es por la transparencia. Sí, lo señalo y enmarco con línea en negrita. Puesto que, en el Perú de hoy, se ha normalizado ver en las noticias que las diferentes entidades públicas o privadas guarden información, nos oculten lo que -por derecho- tenemos que saber. Incluso esto se aplica para líderes políticos como congresistas o el mismo ejecutivo cuya especialidad es mentir al pueblo peruano.

Es por todo lo mencionado hasta el momento y otros motivos que resulta importante aplaudir y hacer mención del trabajo ejemplar que realiza la SUNEDU. Sin embargo, también resulta necesario sentenciar y criticar aquellas instituciones universitarias cuya burla al país es evidente, en intencional. Urgía una reforma respecto en educación, se realizó. Pero lo crucial fue que la institución se tomó a pecho, se tomó en serio, su rol protagónico y actuó de manera técnica frente a las irregularidades que tanto daño le hacían y hacen al país.

@michel_1098