Punto de Encuentro

Víctor Raúl Haya de la Torre

El 2 de Agosto de 1,979 Haya dejó de existir a la edad de 84 años, fue el funeral más grande de nuestra vida republicana, los médicos y  dirigentes del APRA veían con suma tristeza que agonizaba, finalmente a las 10:47 pm falleció, Armando Villanueva muy dolido anunció a la prensa: ¡Haya de la Torre ha muerto!  ¡Viva Haya de la Torre!

El 3 partió el cortejo a la casa del pueblo, importantes líderes políticos fueron a darle el último adiós, e incluso Fernando Belaúnde, a quien el APRA le había sido hostil en el parlamento.  El 4 el Congreso le rindió un grandioso homenaje por ser Presidente de la Asamblea Constituyente, allí Andrés Townsend pronunció un discurso muy triste: “Aquí estamos empobrecidos y angustiados, de hoy en adelante, nos faltará tu sabiduría política, tu arrollador impulso, tu inspiradora presencia. Te vas con tu grandeza y nos quedamos sin ella. Nuestra soledad es más grande que la tuya…”dijo.

Finalmente el 7 fue sepultado en Trujillo quien fuera un ejemplo de político, aquel que como sueldo en el congreso sólo cobraba un sol mensual, ese día la multitud era incontrolable, en su tumba se colocó una enorme piedra donde se lee “Aquí descansa la luz”. Al igual que otros líderes mundiales enterraron al hombre pero no al mito, actualmente se puede escuchar la grabación de “la voz del compañero jefe” y los compañeros siguen gritando, como si estuviera vivo, “¡Víctor Raúl!  ¡Víctor Raúl! ¡Víctor Raúl!