Punto de Encuentro

No te desperuanices, peruano

Si caminamos por el centro de Tacna, podemos ver múltiples negocios desde restaurantes, ópticas, ferias, bazares etc., pero con nombres que no corresponden ni a las costumbres peruanas ni a su toponimia.

Vemos con sorpresa y acaso indignación lugares donde venden: “cazuela de ave, cazuela de vacuno, sándwiches barros luco, barros jarpa” lugares que se llaman: “el morro, virgen de la tirana, la licera, etc.”

Lo que pasa es que algunos comerciantes o pequeños empresarios han adoptado nombres chilenos como para querer agradar al turista, que en su mayoría viene del sur; como que quisieran congraciarse para hacer ingresar al chileno y les compren algo.

Con estas costumbres estamos asistiendo a la desperuanización de nosotros mismos. ¿Por qué no adoptan nombres auténticamente peruanos?

¿Tenemos vergüenza los peruanos de exhibir lo nuestro?

¿Es una buena campaña de marketing este tipo de estrategias?

¿Los chilenos cuando ven un lugar o un nombre familiar, ahí compran, ahí dejan sus pesos?

Yo creo que no. Yo creo que a cualquier turista le gusta llegar a otra ciudad y conocer lo genuino del lugar, nombres incluidos.

Desde aquí quiero empezar ésta campaña dirigida a los dueños de éstas pymes, recordarles que a mucha honra son pequeños empresarios, que se ganan su dinero trabajando honestamente, que no tienen por qué ser serviles de nadie, menos convertirse en “lavaperros” del turista.