Punto de Encuentro

Vizcarra extrañará al Congreso

Por. Javier Iván Arenas

Ahora que el Congreso "obstruccionista" ya no está, ¿a quién culpará Vizcarra de los yerros de su gobierno de facto?
Vizcarra tarde o temprano, terminará por extrañar al Congreso al que culpaba de todos los males de su gobierno.
Las buenas películas de tragedia siempre necesitan de dos, del amigo y del enemigo, para triunfar. De lo contrario termina pareciéndose a una comedia.

El vizcarrato ha perdido en todas las líneas de gestión del Estado. La victoria reciente disolviendo el Congreso, no parece ser suya toda sino más la derrota de una oposición desconcertada, sobre todo de un fujimorismo que en realidad, todo indica era un comando de campaña gigantesco y no un partido.
Pero, siguiendo el argumento de arriba, será difícil cubrir el evidente fracaso del vizcarrato, tanto ayer como en el futuro próximo. A los medios o periodistas, la mayoría subsidiados por el Estado, les será complicado desarrollar coartadas porque el "otro" a quien deben de culpar ya no está.
Y no es que el gobierno de facto tenga mucho tiempo para demostrar algo de eficacia a pesar de que sus nuevos ministros declaren en recientes entrevistas que llevarán "programas transformadores". Nada de eso: tienen muy poco tiempo.
Ahora, cuando uno mira que cinco ministros son congresistas oficialistas dará de cuenta que el gobierno tuvo que echar mano de lo suyo para parchar el gabinete. Así que no podemos esperar mucho.
En ese sentido, parece también evidente que no habían voluntarios para una cartera tan difícil como Economía y tuvieron que apelar a una joven funcionaria.
Ahora, ¿serán los empresarios de la Confiep los que se queden con el papel que tuvo el Congreso? No se sabe. Lo que sí sabemos hasta ahora es que Vizcarra necesita a otros para culpar de sus fracasos. Y por ahora no hay.