Punto de Encuentro

El Golpe de Estado del 28 de Julio del 2018 .- (Reflexiones Ciudadanas)

Por Juan Carlos Mejía Seminario

Cuando asume el Poder Martín Vizcarra lo hace porque había conspirado para sacar a Ppk del medio. Su sentido oportunista se hizo evidente en ese momento. Al asumir e ir al Congreso dijo que dejaba atrás la confrontación y prometía dialogo con todos los sectores del país para sacar adelante a la Patria. Sin embargo, apenas solamente 2 meses después el Poder lo había emborrachado. Su nulo conocimiento de Estado y la ausencia de un plan de Gobierno lo hizo convocar a ministros sin conocimiento y liderazgo. Rápidamente la Nación reparó que Vizcarra estaba ahí por accidente y que estaba haciendo daño su presencia a la nación y empezó a percibirse eso en las calles del Perú. Entonces éste hombre encontró la forma más perversa de gobernar. Busco un culpable de algo y lo acuso en forma permanente de aquello. Esa estrategia escogió el 28 de Julio del 2018. Ese día Vizcarra ya dio el Golpe de Estado. Primero fue Chávarry. De esa forma entretuvo a la población unos meses. Luego fue el Congreso.  El copamiento de poderes no ha sido ni lento ni progresivo. Ha sido violento y destructivo. El Golpe de Estado  dado aquel 28 de Julio con la convocatoria a un Referéndum para reformar en un momento las cosas es el inicio del Golpe de Estado.

Luego continuó sitiando a los líderes opositores. Vizcarra es un Gobernante espurio desde aquel 28 de Julio del 2018. Alan García lo advirtió. Tal vez fue el primero en darse cuenta. Y en atacar con precisión. El operativo caviar fue coordinado con el IDL, con Gorritti. Y ha sido descarado, sin remilgos. Alan García ha sido una víctima de ese operativo golpista. Cuando lo dijo todos se rieron. Hoy estamos ante una innegable realidad. Y es un plan caviar con fines protervos. Es momento, que el Perú republicano y demócrata reaccione. A Alan le están cobrando los terroristas muertos en los años 80. Esa es la venganza del comunismo. Por eso lo mataron. Ahora van por su partido. Es momento de que salgamos de la estupidez del silencio antes que hayamos perdido el sueño de un país de Pan con Libertad. Ni más  ni menos.