Punto de Encuentro

Inmunidad y demagogia II

El Congreso actual da palos de ciego, quiere mantener su inmunidad pero no sabe cómo, el Presidente de la Comisión de Constitución Chehade en una acto que lo cuestiona, añadió párrafos y se llevó de encuentro 5 artículos de la constitución, sin haber debatido internamente el texto sustitutorio y lo hizo aprobar entre gallos y medianoche.

Vuelvo a insistir, aunque no suene popular; la inmunidad parlamentaria es necesaria, un Congreso sin inmunidad pierde poder y fuerza para fiscalizar a grupos poderosos que pudieran estar comprometidos con la corrupción.

Si hubo errores de anteriores Congresos como fue el caso Donayre, quien con sentencia condenatoria no le levantaban la inmunidad y provocó un escándalo, es algo que se podía solucionar fácilmente incorporando un solo artículo a la constitución que dijera: “ La inmunidad parlamentaria sólo aplica para hechos cometidos dentro del periodo del Congresista, si éste recibe una sentencia condenatoria por un delito cometido antes de juramentar, pierde la inmunidad de manera automática…”

Ahora como la mayoría prometió en campaña eliminar la inmunidad parlamentaria porque eso quería escuchar el populorum, ahora no saben que hacer, están muy confundidos por cumplir sus promesas y conservar la inmunidad, algo así como conseguir la cuadratura del círculo.

Vizcarra no pierde el tiempo y dispara contra el Congreso, porque eso le da algunos puntitos en las encuestas donde tiene tendencia a la baja por el problema COVID19.

La cereza del pastel es el congresista más votado, Urresti, quien acaba de decir: “…yo no sabía, me han sorprendido…” de Ripley.