Punto de Encuentro

“Los Picapiedra o el Destino de la Felicidad”

Por Juan Mejía Seminario

Cuando en los años 60 aparecen en Estados Unidos cobran una fuerza inusitada. Se centran en la atención de todo el país. Se trataba de retratar a la típica familia norteamericana con sus defectos y virtudes. Era una forma de crítica, pero también de subrayar los valores del pueblo norteamericano. La idea era dejar en la mente colectiva del pueblo norteamericano que no importaba que pasen los años, el pueblo norteamericano siempre tuvo los mismos valores. Era decirles a los niños: Hace miles de años atrás teníamos los mismos valores que hoy. Guardemos los valores, conservemos lo que pensamos y seremos una nación con futuro.

¿Cuáles son esos valores? Pues son aquellos que fundamentan “El Destino de la Felicidad” . Ver a la familia “tradicional” de Pedro con Vilma cimentar su poderosa amistad con los Mármol, Betty y Pablo. Verles solucionar sus problemas matrimoniales día a día. Ver los problemas de amistad de esas parejas. Ver su amor por la familia, por el trabajo, por sus hijos Pebbles y Bam Bam. Ver su participación en los problemas de “Piedradura” pues nos centra en el interés de los creadores de éste dibujo animado. Para ser FELIZ es importante valorar la familia, la amistad.

Los Picapiedra nos demuestra que no importa el tiempo que pase, los VALORES son los mismos siempre. Son aquellos que forjan una nación moderna y progresista. Es importante que los pueblos incorporen el mensaje de “Los Picapiedra”, los valores de la Familia, la Amistad, el trabajo, el respeto. Sin duda, los “Picapiedra” deben ser parte integrante de cualquier Plan de Gobierno de partidos serios. Son un camino serio a un rotundo éxito. Ni más ni menos.