Punto de Encuentro

Santa Rosa está de fiesta

El General Velasco dio un golpe de estado al Presidente  Belaúnde el 03 de Octubre de 1,968 y nacionalizó las industrias explotadas por los extranjeros, sin embargo su plan secreto era hacer la guerra a Chile y recuperar Arica, Iquique y Tarapacá; Antofagasta sería entregada a Bolivia para que recuperara su condición marítima.

El Perú se armó con tanques rusos, aviones de guerra y una armada temible mientras Chile atravesaba una crisis con el Presidente Allende, el 11 de Septiembre de 1,973 el General Pinochet dio un golpe de estado y se hizo del poder.

Velasco había comprometido a Bolivia para sumarse al ataque contra Chile a cambio de darle Antofagasta y se planificó que el día d sería el 6 de Agosto de 1,975.

Chile sabía que no podría soportar un ataque en Arica, minó la frontera y preparó un repliegue hasta la quebrada de Camarones a 43 km al sur, ahí se iba a dar la primera batalla.

Perú desplazó su poder militar a la frontera, 550 tanques iban a ingresar a Arica, además otra división caería por la sierra y una tercera al sur de Camarones para atenazarlos. Además un pelotón de comandos paracaidistas iban a saltar sobre los colegios de Arica para defender los puntos estratégicos que los chilenos destruirían al huir.

Los militares peruanos sólo esperaban el santo y seña que Velasco lo diría por radio y era: “Santa Rosa está de fiesta” estaban listos para ejecutar el Plan “Negro 1”, la toma de Arica.

El General Morales Bermúdez convence a Velasco de postergar el día d para Septiembre y viene a Tacna para el 28 de Agosto y el 29 da un golpe de estado traicionando a Velasco. Basadre se refirió a él como un felón.