Punto de Encuentro

¿Cómo se elige presidente en Estados Unidos?

Esta semana se llevaron a cabo las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Es muy común escuchar que la persona que ganó las elecciones presidenciales en Estados Unidos no ganó por mayoría de votos, es decir, aunque hayan votado más personas por el otro candidato, él no fue el ganador y nadie sabe explicarlo.

En este artículo explicaré el por qué.

Las elecciones presidenciales se llevan a cabo cada 4 años, en específico, el primer martes después del primer lunes de noviembre, y es posible la reelección por una sola vez.

Ahora bien, los requisitos para ser presidente, los cuales son:

§  Ser ciudadano por nacimiento,

§  Tener 35 años de edad cumplidos el día de la elección, y;

§  Haber residido en Estados Unidos por lo menos 14 años.

En Estados Unidos al igual que en toda Latinoamérica, existen partidos políticos, con sus respectivos líderes, y los candidatos recorren el país para hacer campaña y así ganar votantes; pero al momento de las elecciones si hay diferencia sustancial con los demás países latinos.

En Estados Unidos la votación para presidente no se realiza de manera directa, como en México, en donde gana el candidato elegido por la mayoría, por muy mínima que sea la diferencia.

El presidente es elegido a través del voto de los denominados “electores” que son parte del Colegio Electoral, que fue la forma estipulada en la Constitución para encontrar un equilibrio entre el voto popular y la votación del Congreso.

El Colegio Electoral está formado por 538 electores, entonces, una mayoría de 270 votos son necesarios para ser presidente.

El Estado tiene el mismo número de electores en el Colegio, que número de miembros en el Congreso (Senado y Cámara de Representantes). El Distrito de Columbia -que no es Estado- tiene designados 3 electores y es considerado como Estado para propósitos del Colegio Electoral.

El voto no se toma de manera directa de cada persona, sino que cada persona emite su voto y, a su vez, el “elector” toma en cuenta estas votaciones para emitir su decisión.

En otras palabras, el elector valora quien fue el candidato votado  por la mayoría en su Estado y votará por él. Esta formula parece ser lo mismo que votar directamente por el candidato, porque el elector votará según haya votado la mayoría.

El problema surge, cuando se toman en cuenta los valores de cada estado, porque no todos los Estados valen lo mismo. Hay Estados que tienen 3, 9, 10 votos; mientras que hay Estados que valen 29, 38 o hasta 55, es decir, existe una enorme disparidad entre los 50 Estados que conforman el país.

Aquí la lista de los votos electorales que tiene cada Estado:

Por estos votos electorales, es que, aunque un mayor número de personas hayan votado por un candidato, éste no siempre será el ganador. Tal como se aprecia en la tabla, hay Estados como Texas o California que valen más que 5 o 6 Estados juntos, porque tienen muchos más votos electorales.

El candidato que llegue a 270 votos electorales será el presidente elegido.

Es muy interesante, porque Estados Unidos presume ser un país democrático, sin embargo, en la decisión más importante para el país; no se emplea un sistema democrático, sino una mezcla diferente, donde establece de manera clara que hay votos que valen mucho más que otros. Solo camparen los votos electorales que tiene Florida o Nueva York, contra lo que tinen Wyoming, Dakota del Norte o Virgnia.