Punto de Encuentro

Crisis política

Todo comenzó cuando el país eligió al lobista de PPK, rápidamente la prensa descubrió como operaba este corrupto, desde el estado como ministro recibía coimas disfrazadas de asesorías, y en el colmo de la torpeza y el cinismo, la empresa que facturaba estaba a su nombre, tuvo que renunciar para evitar la vacancia presidencial.

Asume Martín Vizcarra -que venía chamuscado por el caso Chinchero- y comete una serie de errores políticos: primero fuerza una doble censura a su gabinete y disuelve inconstitucionalmente el congreso ante el aplauso del coliseo romano; se elige un nuevo congreso y no apoya a partido alguno, debió hacerlo para tener una bancada propia. Y como a los congresistas nadie los quiere comenzó a atacar al parlamento y enfrentó a los dos poderes.

El congreso busca como censurar a Vizcarra y en el primer intento no lo logra, luego aparecen declaraciones de colaboradores eficaces sobre coimas que habría recibido Vizcarra y lo vacan en un acto constitucional.

El problema vino cuando el pueblo se entera que los que votaron para hacer presidente a Merino, lo hicieron en una obscura negociación: unos pedían resucitar Telesup, otros el indulto de Antauro, y no faltaron los que pidieron nuevas universidades públicas.

La juventud enardecida salió a las calles y obligó a Merino a renunciar, y al cierre de esta nota no hay Presidente, es muy posible que se elija a Sagasti, lo cual sería un acierto, ya que se trata de un profesional capaz y honesto.

Lo triste y dramático es que hay dos muertos y siete desaparecidos y nadie da razón de ellos, ¿están muertos? Acá debe haber responsables que deben pagar sus delitos.