Punto de Encuentro

Llegó a México el General Salvador Cienfuegos.

El general Salvador Cienfuegos Zepeda fue el Titular de la Secretaría de la Defensa Nacional durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, es decir, entre los años 2012 y 2018.

El pasado 15 de octubre fue detenido en el Aeropuerto de Los Ángeles, Estados Unidos, por petición de la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés), pues se le investiga por supuesto vínculos con el crimen organizado.

Se rumora que la investigación llevaba años; que la jueza Vera Scanlon ya había firmado la orden de detención desde el mes de agosto. Aun así, en México la noticia se dio a conocer a través de un tuit del Canciller Mexicano Marcelo Ebrard.

Esta noticia conmocionó a México, pues el General Cienfuegos es el militar de mayor rango detenido en la historia de México, lo cual no es nada que presumir.

Sin embargo, está detención fue usada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador; para hacer énfasis en lo que ha venido expresando desde hace más de 18 que inicio su campaña; y expresar que México es un “narco-Estado”, que la delincuencia organizada tiene vínculos con las esferas más altas del poder, siendo un claro ejemplo de sus palabras el Ex Secretario de la Defensa, el General Salvador Cienfuegos.

Como es su costumbre, hizo circo, maroma y teatro, para manifestar que México está en un cambio, que la corrupción se ha terminado, que las personas que sean corruptas serán destituidas de su cargo inmediatamente, y que su administración está marcada por la honestidad y falta de corrupción.

Es importante saber, que el ejército tiene una estructura vertical, ósea, de arriba hacia abajo, que se caracteriza por mandos y rangos; si el soldado actúa es porque el Sargento se lo ordenó; si el Sargento se lo ordenó es porque el Teniente o Capitán se lo ordenaron; mismos que recibieron ordenes de un Mayor o de un Coronel y así, sucesivamente.

Lo que quiere decir, es que si existió corrupción o falta de honestidad en un rango del Ejército, existe en todos sus subalternos o grados inferiores, según la propia clasificación de rangos del ejército mexicano.

En este caso, si el titular, el hombre de mayor rango jerárquico en el ejército está siendo investigado por parte de la Administración para el Control de Drogas (DEA)  o del Buró Federal de Investigaciones​ (FBI), esto significa que varios de sus subordinados o dependientes también.

Al ser el ejército una Institución con organización jerárquica vertical, y el Titular, el hombre de mayor rango tiene una investigación abierta por lavado de dinero y tráfico de drogas, se vuelve evidente que existe corrupción en todo el ejército.

El Presidente olvido pensar en lo dicho, porque se vanaglorio que en su administración ya no esté al frente el General Salvador Cienfuegos haciendo alarde que su administración es distinta; pero olvido mencionar que los cambios en el ejército han sido mínimos, que el 90% de la gente que es del ejército, que fue subordinado del General Salvador Cienfuegos, sigue ahí.

Eso sí,  jamás mencionó  su encuentro  con la mamá del Chapo,  persona a la que saludó fraternalmente  y como si fueran grandes y viejos amigos.

En otras palabras, quiere hacer parecer que su administración es completamente diferente a todas las anteriores, pero es evidente, que tiene a las mismas personas sirviendo ahora mismo que aquéllas que sirvieron hace unos años para el General Salvador Cienfuegos.

El General Cienfuegos iba a ser juzgado severamente por la Ley en Estados Unidos, o eso parecía, hasta que la oficina de la Secretaría de Relaciones Exteriores realizo un trabajo digno de comentar por todos en el mundo; hizo un trato con el vecino del norte, ese país al que todos le temen porque creen que ahí sí hay justicia.

En una muestra al mundo de que en México hacemos las cosas distintas, que aquí la ley, las órdenes de aprehensión, y cualquier otro medio se puede manipular, se acordó con el Fiscal Estadounidense  William Barr que se retirarán los cargos de delincuencia organizada. Así  de sencillo, una investigación que lleva años y que involucra al ex Titular de la Secretaría de la Defensa Nacional de México durante 6 años, fue desistida sin chistar. Un par de meses fueron suficiente para dejar libre al General Salvador Cienfuegos.

Honestamente, no conozco aún qué hayan ofrecido a cambio de este favor; en las noticias y en la mayoría de los medios hacen alusión a la supuesta soberanía del país, lo cual es algo muy difícil de creer. Seguramente  en los siguientes  meses las consecuencias de este favor serán  noticia.

Se dice que la molestia es porque el Gobierno mexicano jamás fue informado de la investigación contra el General Cienfuegos; y esto demuestra la falta de confianza en las instituciones mexicanas; situación  que no sería de extrañar.

Ejemplos sobran, tal como el caso de Duarte, un exgobernador que supuestamente robo 12 millones de dólares y, que en un plazo de 5 años adquirió 90 inmuebles alrededor de todo el mundo; su sentencia fue de 9 años de prisión , una multa 3 mil USD y el decomiso de 40 inmuebles, es decir, que se quedó con los millones y las 50 casas restantes que tiene en los distintos países de Europa. Así de irascible es la impartición de justicia en el país

Al final, se llegó a un arreglo, como es común en Estados Unidos, porque lo digo como es, en Estados Unidos no hay justicia, en Estados Unidos hay tratos que benefician a unos cuantos, para incomodar a otros cuantos, pero eso no es justicia, pues no son juzgados ni castigados, sino que son beneficiados por la información que proveen al Gobierno de Estados Unidos con inmunidad y otros beneficios similares.

Al final, esta semana llegó a la Ciudad de México, al Hangar de la Fiscalía General de la República procedente de New Jersey, el General Salvador Cienfuegos libre de todos los cargos, porque los cargos de delincuencia organizada fueron retirados, en una audiencia que duró poco más de  15 minutos y ya está  en casa con su familia sano y salvo.

México demostró al mundo que ningún  país está  por encima de su soberanía,  o eso parece.