Punto de Encuentro

Sobre la suspensión del ingreso a los COAR

La suspensión del ingreso a los COAR es un nuevo atentado contra el derecho de los pobres a participar del mundo de las decisiones a través de hijos con oportunidades para desarrollar talentos.

TODOS tienen derecho a los aprendizajes fundamentales, TODOS tienen derecho a conseguir las competencias básicas para la convivencia, la participación en la economía, la participación política.  Ese es un derecho que la patria, a través del estado, debiera atender en prioridad, estimulando y acompañando a los maestros, dándoles medios apropiados a sus desafíos, especialmente en tiempos en que la pandemia impone la educación a distancia, y no desarrollando más y más trabas y controles a la educación privada, más y más formatos para agobiar a docentes y directores de la educación pública.

Con una cifra alarmante de docentes que no aprueban los test de conocimientos básicos para la enseñanza, es por lo menos estúpido interrumpir la formación de cuadros que emergen desde las clases populares, con estímulos para acrecentar sus capacidades.

Para quienes se erisipelan con la idea de competitividad hay que construir la equidad cortando los pies de los más altos, frenando el desarrollo de los más inteligentes, con el pretexto que eso igualará las oportunidades. TODOS los países que sufrieron nuestros problemas de bajos resultados en aprendizaje y han avanzado para superarlos, formaron nuevos cuadros, abriendo más oportunidades para los alumnos más promisorios que se querían comprometer con una cruzada por el desarrollo.

Pero, otra vez el miedo al surgimiento de élites desde abajo, lleva a los "superacadémicos" de la equidad a volvernos un país abortivo.  Ellos, que no han aportado una sola idea fértil para mejorar nuestros resultados de aprendizaje y hasta dicen que tratar de medirlos es insensato... tratan de suprimir los COAR alegando que sustraen recursos a la educación de las mayorías.

Que el pueblo y Dios los juzguen y contengan pronto. Los COAR son los colegios de alto rendimiento, para los estudiantes de las escuelas públicas que evidencian habilidades mayores, para estimular el desarrollo de sus capacidades orientándolas al servicio al bien común.