Punto de Encuentro

¿Es viable la tecnología de tractores grandes y potentes en el Perú?

Autor: Kevin Luis Narváez Jara

El tractor agrícola es actualmente uno de los símbolos de identidad de la agricultura. No existe explotación de cierta envergadura que no posea, al menos, uno de ellos.

Para las explotaciones agrarias, se puede afirmar que el tractor es la herramienta más empleada por los agricultores, y, por lo tanto, es primordial conocer si es viable o no el uso de los tractores grandes y potentes del mundo en el Perú.

Según el ministerio de agricultura, nuestro país posee una superficie de 128.5 millones de hectáreas, de las cuales solo 7.6 millones tienen capacidad para cultivos agrícolas, es decir, el 6% de todo el territorio sirve para la siembra de productos destinados a la alimentación. Asimismo, el Compendio Estadístico Agrario de la Oficina de Estudios Económicos y Estadísticos (OEEE) del Minag, indica que la superficie agrícola utilizada es de 5.4 millones de hectáreas, mientras que él área restante (2.2 millones) no esta siendo usada.

En tal sentido, las tierras aptas para cultivos en limpio o tierras idóneas, son aptas para agricultura arable e intensiva y apropiada para cultivos diversificados como las hortalizas que tienen una o más cosechas al año. En la costa podemos ubicar principalmente los valles irrigados, en la sierra, la topografía suave y fondos de valles abrigados, y en la selva, las terrazas de formación reciente a lo largo de los ríos.

Para fines agrícolas de nuestro país es fundamental aplicar las tendencias tecnológicas de última generación. La tecnología cumple un papel importante para optimizar nuestro campo agrícola a través de una información oportuna y fiable. La actividad agrícola necesita de innovación tecnológica para mejorar los procesos en el campo y obtener mejores resultados.

Por ejemplo, entre las novedades agrotecnológicas tenemos a los tractores inteligentes que están habilitados con un GPS, que mediante la programación de rutas se puede navegar el campo con mayor precisión. También tenemos tractores con tecnología telemétrica que utiliza un sistema basado en una nube de datos para tractores sin conductor. Esto permite reducir la mano de obra y optimizar recursos. De igual manera, se han diseñado tractores que consumen menos combustible y aumentan la capacidad de sus funciones.

Por consiguiente, sabiendo que nuestra geografía es irregular, considero que los tractores agrotecnológicos de última generación, sí pueden ser utilizados y aprovechados en nuestra costa peruana debido a la presencia de superficies llanas, aptas para la agricultura a gran escala. Mientras tanto, en la sierra y en la selva el uso de estos tractores presentaría dificultades debido a la geografía irregular.

Finalmente, no podríamos negarnos a innovar la actividad agrícola en estas zonas accidentadas, ya que podemos analizar la manera de aprovechar el sistema tecnológico de última generación y aplicarla en maquinarias más pequeñas fabricadas en nuestro país. Es decir, utilizar la tecnología extranjera y adecuarla a nuestra realidad geográfica.