Punto de Encuentro

Portugal reniega del socialismo siglo XXI

No hubo sobresaltos ni pánico. Portugal reeligió al carismático presidente en ejercicio Marcelo Rebelo de Sousa para ejercer la Presidencia por otros cinco años más en unas elecciones inéditas signadas por la abstención y el aislamiento impuesto debido a la pandemia que golpea con severidad al país con aproximadamente 200 muertos diarios en la última semana.

Las predicciones sobre una abstención nunca vista se cumplieron largamente y superó el 60%, pero erraron los pronósticos de aquellos que apuntaban a una indeseada segunda vuelta pues el elector no quería más exposición al contagio. Con alrededor del 95% de los votos computados, Rebelo se acercaba al 61%, un resultado que consolida sus apoyos entre la derecha moderada y su estratégica penetración en el electorado joven de los socialistas.

La segunda plaza es disputada entre la ex eurodiputada socialista Ana Gomes 13% y el líder de la extrema derecha, el ex comentarista deportivo de 38 años André Ventura del grupo político "Chega" (Basta), que ha dado un zarpazo electoral, pasando del 1% que logró en su debut del 2019, al sorprendente 12% de ahora, confirmando que son pocos los que se interesan por políticas de izquierda en Portugal del siglo XXI.  Los marxistas Marisa Matías y João Ferreira, queda por debajo del 5%.

La izquierda ha sido la gran derrotada de estas elecciones 'sui generis'. Los votos de los tres candidatos izquierdistas apenas supera el 20%, muchos portugueses se ven en el espejo español, ese  tufillo chavista que ha capturado el viejo aroma a rosas del PSOE, los ha situado en alerta roja.

Miguel Gogny