Fiscal de la Nación y Presidente del JNE deben ser removidos

“Servirse de un cargo público para enriquecimiento personal

resulta no ya inmoral, sino criminal y abominable.”
CICERÓN

“Si no tenemos policías, jueces, abogados, fiscales, honestos, valerosos y eficientes;

si se rinden al crimen y a la corrupción, están condenando al país a la ignominia ”
JAVIER SICILIA

Poco a poco en los medios de comunicación se viene descubriendo un sistema de Justicia manipulado y al servicio de oscuros interese políticos y de corrupción. Cada portada periodística de los diarios nos descubre cada día un penoso capítulo de una novela de corrupción, cada nuevo programa del periodismo de investigación real (Willax TV), muestra una faceta más de reuniones ocultas, llamadas de contenido grotesco, coordinaciones para violar la ley, celebraciones de estar cerca del “número 1”.

Lo más grave, es que no estamos hablando de Fiscales o Jueces específicos que están transgrediendo la Ley.  Como en la época del Fuji-Montesinismo, estamos presenciando el establecimiento de un “sistema de corrupción” desde las propias entidades de justicia del Estado, que comienza por las propias cabezas que presiden cada entidad pública, y que continúan con las designaciones de cargos de confianza, copamiento de Juntas y Directorios, nombramiento de puestos claves,  retiro de los miembros que se enfrentan a sus intereses. De las manos de Vizcarra y sus operadores políticos y mediáticos, el sistema de justicia peruano ha retornado a lo más oscuro del Montesinismo judicial de los años 90.

Por ello, las sentencias, órdenes de detención, investigaciones preliminares, manejo de plazos para acelerar las investigaciones (si se trata de adversarios políticos de este “sistema de corrupción”) o de retrasarlas convenientemente (si se trata de proteger a los miembros de la banda), archivamientos, etc, etc.  no siguen el mandato de la Ley, sino que son parte del manejo cuasi delictivo de la justicia.

Así, por ejemplo, en los últimos días estamos viendo que el JNE viola abiertamente la Ley, cambia resoluciones, no publica grabaciones de las deliberaciones…todo, para permitir que el Ing. Vizcarra ilegalmente siga en carrera electoral. Igualmente, en la Fiscalía de la Nación, el Ing. Vizcarra coordinaba con Fiscales, se reunía con el responsable de las escuchas telefónicas la investigaciones, y –oh sorpresa!- varios audios que lo involucran con “los Cuellos Blancos”…no salieron a la luz.

Dados los hechos, Zoraida Ávalos de hoy es la Blanca Nélida Colán del Montesinismo de los 90, como Jorge Salas el correspondiente en el JNE.

Ambos deben ser removidos de sus cargos de inmediato y ser puestos en manos de la Justicia. El Congreso de la República tiene la palabra.

 

NOTICIAS MAS LEIDAS