Se impone el pago de un derecho o canon a Google y Facebook por difundir noticias en Australia.

En el mundo actual, impera el uso de tecnologías, de buscadores y de redes sociales. El fácil acceso a internet y a teléfonos inteligentes o smartphones hace que el principal medio de comunicación sea a través de redes.

Entonces, las noticias, artículos o periódicos son leídos y buscados en la red; esto genera miles de millones de dólares al día y, consecuentemente, vuelve indispensable la necesidad de regularlos. Australia se ha dado a la tarea de hacerlo con las empresas más transcendentales de la actualidad, Google y Facebook.

Primeramente, Google, tal como ha hecho en diversos casos, coopero con la autoridad y ya había aceptado el pagar un derecho a los generadores de contenido.

Por su parte, Facebook fiel a su costumbre, se negó a pagar y se enfrentó a las autoridades australianas.

El pasado 18 de febrero realizo un bloqueo afectando páginas de internet de líderes políticos, de autoridades, y de todos los medios de comunicación, obstruyendo los enlaces a noticias de medios locales o internacionales. Se estima que el bloqueó provocó en las primeras 48 horas una caída de hasta el 13% del tráfico online.

La acción generó críticas en todas partes y, posteriormente el grupo de Mark Zuckerberg, Facebook, declaró que invertirían 1000 millones de dólares en contenido de noticias durante los próximos tres años por la difusión de sus artículos, para buscar rectificar la mala fama creada a consecuencia de los bloqueos.

Este jueves 25 de febrero de 2021, el Parlamento Australiano declaró que la ley avalará que los medios tradicionales de prensa, reciban una cantidad de dinero por el dinero que generan a otras empresas, en específico Google y Facebook.

El tema versa sobre las empresas de periodismo para que reciban una remuneración por el contenido que generan a otras empresas.

Es una legislación pionera y demuestra que en el país oceánico es de vital interés mantener el periodismo vivo. El objeto de la normativa es garantizar que las empresas de medios de comunicación al recibir una contraprestación para ayudar a mantener a flote el periodismo en una situación de plena crisis.

En los tiempos actuales de pandemia, entre las empresas que se encuentran en mayor crisis son los medios tradicionales, es decir, impresos, de comunicación. Lógicamente si la gente no puede salir de sus hogares, todo lo hace vía remota.

Google es el principal buscador del mundo, esto es, que cuando alguien quiere buscar una información, lo primero que hace es buscarlo en Google, “Google it” dicen en países angloparlantes.

Si bien Google es el buscador, no es la empresa que genera el contenido, sino que lisa y llanamente te lo muestra para que, al elegir la opción que buscas, el buscador te redireccione al sitio que buscas o al que deseas acceder.

Lo anterior, puede parecer un tema menor, pero en realidad es una actividad comercial que genera miles de millones diariamente.

En otras palabras, Google es simplemente un directorio, y reúne varias fuentes de información; el detalle está, en que Google cobra para que aparezcas en su buscador. Al aparecer en el buscador generas tráfico, que se traduce en ganancias para Google.

En el caso de Facebook, es lo mismo, pero en la red social más importante del mundo, obtiene dinero por indexar contenido, en este caso, de noticias.

Finalmente, Google pagará por las noticias que aparecen en su herramienta Google News Showcase; y, Facebook remunerará a los proveedores que surjan en su producto News, que lanzará en Australia este año.

Esta normativa, hará eco en la Unión Europea, Canadá y diversos países que también desean regular el sector de internet y las redes sociales.

No debemos olvidar que para determinar la cantidad a pagar deberá haber una tabulación, o algún reglamento que provea información exacta o intervalos para que esta normativa sea aplicada y no generé más dudas y litigios en un futuro cercano.

NOTICIAS MAS LEIDAS