Caso Belaunde: Nada sorprende

En medio de especulaciones sobre lo sucedido en las últimas horas con Martín Belaunde Lossio (MBL) algunas preguntas flotan en el ambiente: ¿Estará el Presidente  Humala sorprendido con su nuevo acto de desaparición? ¿Será un día de festejo y alegría en la casa de Pizarro como sostiene la oposición? ¿Mientras más lejos esté, mejor? En tanto el Ministro boliviano de la presidencia afirma que "serán implacables" con policías que habrían ayudado a fugar al "ex amigo presidencial". Una reacción natural pero tardía y que sólo cumple un esquema protocolar muy conocido.

En ese sentido el show del funcionario boliviano resulta poco creíble y hasta risible si revisamos los hechos de su fuga, como que MBL salió por la "puerta trasera" mientras sus cancerberos… bien gracias.

Por si quedaba duda, según el reporte oficial, la fuga ocurrió a las 3 de la madrugada, pero los policías que lo custodiaban recién dieron parte de lo sucedido a las 7:30 de la mañana, ¿complicidad?

Pero la principal responsabilidad es del gobierno Humalista, que ha demostrado nula voluntad para repatriarlo a pesar de la intención de Bolivia por deshacerse de tan incómodo huésped hace mucho tiempo.

Finalmente con o sin MBL la mediocridad gubernamental para enfrentar los temporales mediáticos es poco menos que bochornosa.




Lunes 03 de Agosto de 2015

Pasada la resaca de fiestas patrias y los estragos propios del mensaje presidencial, que ya ha sido vestido y desvestido...