Transformismo político

 La discusión de los últimos días sobre la administración del lote 192 en Loreto, ha tenido la particularidad de poner en evidencia el presunto discurso incoherente de un grueso sector político, que para más señas busca sin descaro ganarse los votos en las próximas elecciones con posturas “nacionalistas”. Pero, ¿por qué presunto?

 

Ahora la explicación: Los “transformistas”  Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski, expresiones del neoliberalismo económico que postula una mínima, o casi nula,  participación del Estado en actividades estratégicas, ya que es un “mal administrador”,  no han tenido el menor empacho en defender a la empresa estatal Petroperú en su intención de explotar el lote petrolero en mención. De Toledo, ¿qué se puede decir?, mejor no perder el tiempo.

 

Estos dos personajes lideran, las siempre polémicas, encuestas de opinión desde hace algunos meses; son por lo tanto los favoritos, por ahora, para reemplazar a Ollanta Humala en la presidencia y ya demuestran que el populismo simplón no les produce alergia, si es que resulta útil para los fines establecidos. Para justificar esta adaptación temporal los defensores del transformismo político le llaman evolución ideológica, de otra forma no se comprendería porque hasta Lourdes Flores comulgaría con el APRA. Bueno, Alan García sabrá si hay suficiente espacio en su saco para llevar pasajeros electorales.

 

Con mucho tino el periodista Boliviano Eduardo Mendizábal definía al transformista como un sujeto “de modales diplomáticos, acostumbrado a actuar en la vida pública como si ésta fuese un teatro, donde se representa la tragicomedia nacional. Es un actor y un equilibrista, acostumbrado a practicar la pirueta sobre el vacío. Para él lo trascendente es lo efímero. Sólo existen los fines prioritarios que justifican todos los medios. No hay ley o costumbre que no digiera hasta la conveniencia perentoria. El transformista es un listo que nada a sus anchas en la política actual, modificada a su antojo en aras de un supuesto pragmatismo”.

 

 Total ya estamos advertidos, porque aparte de las complejas explicaciones de carácter técnico alrededor del Lote 192, el debate político nos ofrece un termómetro para medir y evaluar la capacidad de respuesta de los potenciales candidatos presidenciales y sus devaneos discursivos.

 




Lunes 31 de Agosto de 2015

 

 

 

 

Mientras el presidente Ollanta Humala asegura que su gobierno a realizado la inversión más grande...

Lunes 14 de Setiembre de 2015

Con una semana llena de noticias o "cortinas de humo" (para los piro maníacos de la opinión), el caso de la periodista...