PROYECTO DE LEY PARA MEJORAR LAS COMUNICACIONES DE LOS PERUANOS

Por la gran aceptación del anterior artículo que escribiera para Facebook creo que es necesario pasar de la protesta a la acción. Muchas han sido las personas que de inmediato han demostrado su desconformidad con la manera como se les provee del servicio de comunicaciones telefónicas o de internet no obstante pagar por él.

Además, si no lo hacen siempre la empresa operadora tiene el recurso sencillo de cortar el servicio, mientras los ciudadanos quedan directamente sin defensas frente a las violaciones de esas empresas, y cuando a pesar de todo, se dan tiempo para reclamar, comienzan a rebotar las llamadas de anexo en anexo hasta que, de repente, se llega a alguien que le dice que va a tomar cuenta de su reclamo y que va a pasarlo a la sección reparaciones. Todo de lo más impersonal. Por cierto, no hay forma de darle seguimiento a este trámite, ni manera de apurarlo.

Demás está decir, como señalábamos también en el artículo anterior, que no habrá ningún reconocimiento en la tarifa por todo el tiempo que hicieron perder ni por todas las llamadas que debieron de comunicar y no comunicaron.

Creo que un camino para que escuchen los que deben de actuar y no quieren escuchar es el de presentar un proyecto de ley con el 3 por mil del padrón electoral, lo que significa algo así como 60,000 firmas, en donde el Congreso se vea confrontado con discutir una norma donde se señale que el Ejecutivo deba de exigir, en las bases de cualquier contrato nuevo renovación, la garantía de evitar la sobresaturación, imponiendo una mula equivalente al 10% del monto de lo facturado por esa empresa en el último año, y obligando además a llevar una contabilidad de las llamadas no conectadas por saturación de redes o, como se dice eufemísticamente por “error en la llamada”, o por cualquier otra causa que no tenga que ver con la persona. Debe fijarse un descuento en la facturación equivalente al monto de las llamadas más costosas que en ese mes haya realizado el usuario, y así sucesivamente si se trata de más de una.

Naturalmente debe de señalarse similar pretensión para los casos de corte del servicio de internet.

Caso contrario, debe exigirse a los operadores que en el contrato y en la publicidad que hagan por los medios o directamente se señale algo así como: “este contrato entre usuario y empresa se hará efectivo sólo en cuanto la empresa tenga los equipos libres, pudiendo o no establecer la comunicación en el momento en que Ud. quiere llamar o conectarse con el internet, caso contrario deberá esperar hasta que esto suceda”.

De esta forma transparentamos la relación y ponemos las cosas en su sitio.

Naturalmente que es bueno recibir propuestas para ir trabajando sobre ese proyecto y conocer asimismo cuántos peruanos están dispuestos a ponerse en acción para conseguir que las empresas de venta masiva, cumplan de verdad con sus ofrecimientos publicitarios y brinden el servicio público eficiente que se han comprometido a dar.

Si los actuales operadores no asumen esas condiciones, creo que otros actores privados que desean ganar el dinero limpiamente, sí estarán dispuestos a hacerse cargo de la tarea.

Por ello los invito a que envíen en los próximos 30 días, propuestas que permitan hacer un proyecto de ley realista que pueda ponerse en manos de los peruanos para iniciar el recojo de firmas para una iniciativa legislativa.

Si el Perú debe cambiar, debe de hacerlo a partir de un compromiso activo de sus ciudadanos.




Lunes 19 de Enero de 2015

Decía Göebbels, uno de los genios del mal de Hitler, que había que mentir y mentir que algo iba a...