El Voto Preferencial

 

En el Perú es común hablar de política, más aún criticarla por toda la corrupción que esta envuelve. La democracia se encuentra debilitada porque los partidos políticos que la sustentan están en crisis. Es cierto que se debe a la falta de preparación dentro de estos, al no acomodo a las nuevas corrientes que exige este mundo globalizado, a renovar sus sustentos ideológicos, por el hecho mismo de que las realidades cambian constantemente. Sin embargo, es clave mencionar que también existieron factores externos que llevaron a la crisis partidaria. Uno de ellos es la inclusión del Voto Preferencial.

Corría el año de 1978, el gobierno militar dirigido por el General Francisco Morales Bermúdez, convoco a una Asamblea Constituyente para poder cambiar la paupérrima constitución de 1933. Los partidos de ese entonces, Acción Popular, Partido Popular Cristiano, Partido Aprista Peruano y todos los movimientos de izquierda compitieron democráticamente. Pero el gobierno se le ocurrió la brillante idea de introducir el Voto preferencia, ya no habría más listas cerradas y bloqueadas. Para los defensores de este nuevo sistema, eso permitía mayor igualdad y participación política de los ciudadanos en los partidos, ya no se verían los mismos rostros viejos de los políticos de los partidos. No obstante, este nuevo sistema tenia nombre propio. El Partido Aprista contaba con un amplio apoyo de la ciudadanía, había sido el único partido que le había dado frente a l dictadura militar, Víctor Raúl Haya de la Torre el jefe máximo de este movimiento se avizoraba como el gran Presidente de la Asamblea Constituyente que le daría al Perú una nueva carta magna. Este lo sabían los militares, no les convenía que Víctor Raúl saliera ganador de este proceso electoral, ya que significaba también el gran salto del partido de la estrella para las siguientes elecciones presidenciales. Es por eso que decidieron introducir el voto preferencial, creían que, creando competencia interna en los partidos, sus militantes –especialmente los apristas- apostarían por otros rostros políticos. Empezaron a mencionar que el APRA nunca ganaría una elección si Haya de la Torre iría al frente, que apostaran sus militantes por otros políticos como Luis Alberto Sánchez, Carlos Manuel Cox. Sin embargo, no imaginaban que existiría tal respaldo para Víctor Raúl. Los Apristas hicieron una espléndida campaña a nivel nacional, enseñando la nueva forma de votar, para que su líder salga victorioso. Es cierto que se empezó a correr el rumor de un enfrentamiento en el partido de la estrella entre Lasistas (quienes apoyaban a Luis Alberto Sánchez) y Hayistas (quienes apoyaban a Víctor Raúl), pero la genialidad y astucia de Víctor Raúl Haya de la Torre puso fin a este enfrentamiento con una contundente respuesta, aquí no hay Hayistas ni Lasistas; solamente existen los apristas.

Los resultados de aquel proceso electoral, todos los sabemos. El Voto preferencial no hizo efecto como lo querían los militares. Sin embargo, esto si funcionaría después de unos cuantos años, la decepción que tuvo la población por los partidos empezó a generar nuevos movimientos independientes, la democracia demoscópica se fortalecía, los llamados Outsider ganaban espacio, incluían candidatos en sus listas parlamentarias solo porque tenían una mayor logística, incluso ni siquiera los conocían. El Voto preferencial empezó a dar sus primeros resultados, los partidos se debilitaban más de los que ya estaban, su organización se partía, su institucionalidad e ideología no tenían sustento.

Ya no se competía a base de sustentos políticos, ideológicos, económicos, etc, solo valía el dinero. Esto produjo una competencia demasiado desigual entre los candidatos de una misma lista congresal, se crearon enfrentamientos entre ellos mismos, se tildaban –lo siguen haciendo-  de corruptos, traidores, violadores, borrachos y demás barbaridades a pesar de representar a un Partido Político, teniendo como una consecuencia el transfuguismo.

La Democracia se sustenta en partidos políticos, es por ello que se deben fortalecer los partidos políticos. La reforma Política que necesita el Perú debe ser integra y verdadera. La eliminación del Voto Preferencial ayudaría en el fortalecimiento de estos, así como la intervención de los tres organismos electorales en la democracia interna de estos.

Por Aleixis Payba Benites

 




Jueves 11 de Mayo de 2017

Cuando escucho siempre hablar a un militante del partido comunista, siento en su mensaje resentimiento, odio, y rencor. ¿Tendrá algo...