¿Qué significa Donald Trump para la economía mundial?

 

El ascenso de Donald Trump a la presidencia de la potencia hegemónica ha generado mucha expectativa y preocupación en los inversionistas y en los principales líderes de las economías más avanzadas. Cuando el excéntrico millonario no había sido aún declarado oficialmente vencedor de la contienda electoral, en cuestión de minutos los mercados financieros mundiales, desde México a Japón, entraron en pánico. Sólo en Méjico el peso se devaluó y varias empresas cancelaron sus inversiones.

Entre las promesas del nuevo Presidente, además de la expulsión de millones de inmigrantes indocumentados, está vetar la entrada de musulmanes al país, construir un muro entre Méjico y Estados Unidos, reemplazar por completo la reforma sanitaria impulsada por Obama y además la revocación de la Ley Dodd-Frank, conocida como Ley de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor. ¿Cuál es el peso de esta medida?

En julio del 2010, Barack Obama promulgó la reforma más radical en el sistema de regulación financiera aplicada en EEUU desde la época de la gran depresión en 1929. Fue la culminación de los esfuerzos para lograr una legislación eficaz en respuesta a la crisis económica del 2008. La administración Obama impuso normas estrictas para que el sistema fuera más estable, sobre todo para las instituciones que presentan más riesgo para el sistema financiero y para la economía en su  conjunto.

Los esfuerzos por reformar el sistema financiero deben continuar con el objetivo claro de evitar crisis como la que azotó al mundo en el 2008, cuyo inicio se gestó en EEUU con consecuencias que el mundo continúa sufriendo. Contra lo imaginable los grandes bancos no están interesados en la anulación de la Ley Dodd-Frank. El presidente ejecutivo de J.P. Morgan Chase & Co., James Dimon, y otros funcionarios del mundo financiero, abordaron, por primera vez desde la elección de Trump, los cambios regulatorios que podría realizar el nuevo gobierno. Pese a que la banca ha venido favoreciendo un relajamiento de las regulaciones, éstos han reconocido los beneficios de las nuevas reglas que han ayudado a mejorar la forma en que las firmas gestionan los riesgos.

Y es que los bancos han dedicado cientos de millones de dólares para adaptarse al nuevo entorno. Han modificado sus estructuras corporativas para volverse más seguros y enfocarse en las necesidades de los clientes. Si bien el desmantelamiento de Dodd-Frank parecería liberarlos de excesivas regulaciones a los bancos, comenzar con un nuevo libreto regulatorio socavaría sus nuevos modelos de negocios y distraería la eficacia de sus gerencias.

En la Reunión Anual del Foro Económico Mundial que convoca delegaciones gubernamentales de más de 70 países, incluyendo a todos los del G20, los líderes mundiales expresaron su preocupación sobre la forma de abordar las repercusiones económicas y políticas de las fuerzas antisistema que se expresaron en la elección de Trump y en la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

¿Cómo pueden los líderes responder a la frustración genuina de la gente más perjudicada por el capitalismo de mercado globalizado y hacerlo de manera responsable con soluciones viables, justas y sostenibles? La mayor inquietud en lo económico es cómo se manifestará el populismo en los próximos dos años, teniendo en cuenta que este 2017 será año electoral en Holanda, Francia y Alemania.

Más allá de temores e incertidumbre por el gobierno de Trump es difícil especular y menos saber cuánto cambiará Estados Unidos. Sus efectos en el libre comercio y en la economía mundial. A pesar de su estilo impredecible y de su enorme poder, Trump podría terminar su mandato con una alta dosis de promesas incumplidas debido al peso de la realidad y del propio sistema democrático que impondrá sus límites de equilibrios, pesos y contrapesos.

El mundo cambia a velocidad sin precedentes. Nadie posee una bola de cristal pero como sostiene el Profesor Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, se necesita un nuevo modelo de liderazgo responsable y receptivo que permita abordar los desafíos que el mundo enfrenta, con un pensamiento a largo plazo y orientado a la acción, y mayor solidaridad nacional y global. Pocos creen que será el modelo que Trump representa. Pero por el momento solo queda esperar.

 

ALEXIS GONZALEZ TELLO

 




Viernes 04 de Setiembre de 2015

¿La crisis financiera china es una señal de alerta para el mundo?

 En el 2008 Nueva York se convirtió en el...

Martes 21 de Febrero de 2017

 

POR ALEXIS GONZALEZ TELLO

Todos hemos visto hasta el hartazgo las noticias sobre el escándalo Lava Jato y como...