Riesgo financiero y crisis china

¿La crisis financiera china es una señal de alerta para el mundo?

 En el 2008 Nueva York se convirtió en el epicentro de la crisis que detonó con la caída del Banco de inversión Lehman Brothers. Esta vez, le tocó el turno a Shangai. El desplome de la bolsa de valores china constituye una seria amenaza de contagio de la burbuja bursátil a la economía real del país y al resto de los mercados mundiales. Todo ello tiene lugar en la economía que representa el 15% del PIB mundial y ha sido responsable de la mitad del crecimiento mundial en la última década.

 Aunque podría ser prematuro afirmar que se trataría del inicio de un cataclismo de similares dimensiones al ocurrido en el 2008, resulta innegable que el contagio y la propagación entre diversos mercados constituyen uno de los rasgos propios del proceso de globalización e integración financiera amparada en una amplia desregulación y liberalización de los movimientos de capital. Los magros resultados de las cifras del sector manufacturero de la segunda economía mundial confirmaron la debilidad en su ritmo de crecimiento y la fácil transmisión de sus efectos a otras economías. El arrastre y repercusión en las principales bolsas mundiales, como la pérdida de riqueza en varios países, así lo demuestra.

 ¿Cómo podría afectar al Perú la crisis China? No hay que olvidar que EE UU, la eurozona y el conjunto de las economías emergentes tienen a China como uno de sus principales compradores. Si su ritmo de crecimiento sigue decayendo, el estancamiento dejará de ser una hipótesis académica. Por ello consideramos necesario y urgente la reforma del sistema financiero chino, en la dirección de modernización sugerida por las instituciones internacionales, los bancos centrales más importantes, la Reserva Federal y el BCE.

 

Lo sucedido en China debe poner en alerta a las autoridades que tienen como tarea principal reflexionar acerca del mejor tratamiento técnico y político de los riesgos financieros para evitar crisis como la que detonó en el 2008. Para ello debemos evitar esa cierta miopía que caracterizó la etapa previa a su detonación en el 2008. El debate dedicado a la vigilancia, supervisión y regulación tiene el objetivo de incrementar y perfeccionar la lucha contra los riesgos a fin de estabilizar sistemas, mercados y países.

 El entonces Presidente francés, Nicolás Sarkozy, en enero del 2010 no vaciló en calificar al capitalismo basado en la especulación financiera como "sistema inmoral que ha pervertido la lógica del capitalismo", y planteó la necesidad de refundarlo. Por ello, es crucial que se concluya con la reforma del sector financiero, cuyo entorno sigue siendo muy exigente y plantea desafíos permanentes.

 En el escenario de la crisis China, existen dos peligros reales a conjurar. El primero, el probable contagio del crash a la economía real.  De ahí la importancia de contener y afrontar el riesgo sistémico que propicia una situación de inestabilidad generalizada, más allá del sector del mercado inicialmente afectado. Una desaceleración del PIB chino significaría colapso social y, quizás, tensiones políticas. El segundo, que el miedo se extienda al resto del mundo. El efecto del desplome de la bolsa china afectó a Wall Street, una de las plazas más representativas del mundo. Pero también los mercados financieros de América Latina se derrumbaron, arrastrando a las bolsas de la región a mínimos no vistos hace varios años.

 Durante mucho tiempo el gigante asiático fue el primer comprador de petróleo y otros productos básicos. El ciclo se ha revertido y ello traerá consecuencias en la economía de varios países emergentes muy dependientes de materias primas como Brasil o Rusia. China se convirtió en la locomotora de la economía mundial. Hoy día, esa locomotora se encuentra en plena desaceleración. A estar atentos a lo que se viene.




Jueves 21 de Mayo de 2015

Luego del estallido de la crisis en el 2008 y bajo el impulso del Grupo de los 20, la reforma...

Martes 24 de Enero de 2017

 

El ascenso de Donald Trump a la presidencia de la potencia hegemónica ha generado mucha expectativa y preocupación en...