24 x 24

Evidentemente no estamos preparando una prueba de aritmética para nuestras escuelas públicas, pues probablemente no muchos calificarían con nota aprobatoria.  Nos estamos refiriendo al conocido régimen laboral de nuestros policías, que tanto se sigue manoseando.

Hace varios lustros, cuando no había la bonanza que hemos tenido hasta hacen pocos años, y debía otorgarse aumento remunerativo a nuestros policías por su esforzada labor, lamentablemente no existían los recursos presupuestales para ello, por lo cual en el año 1992, se encontró una fórmula razonable: no hay aumento pero se reduce la jornada laboral a la mitad.

La solución mencionada, era transitoria por su propia naturaleza, pues la mitad del tiempo de labores, nuestra policía no lo empleaba para servir al Estado, sino para dar protección a particulares, sobre todo a negocios financieros, comerciales, establecimientos de hospedaje, fabriles, y    espectáculos, entre otras actividades.

Con el crecimiento de la delincuencia, se hizo necesario suprimir el 24 x 24, para tener mayor número de policías en tareas para las que habían sido entrenados, a tiempo completo y con su descanso semanal.

Como las labores policiales son atípicas, se puede cancelar por urgencias el descanso semanal, y siendo también verdad que se requiere personal de retén para cuando falte policía en función efectiva, se establecieron las jornadas horarias de acuerdo a las mencionadas características del trabajo policial.

Si bien todos coinciden en que hay que dejar sin efecto el 24 x 24, lamentablemente su supresión se ha hecho en forma defectuosa con la que pocos han quedado satisfechos.

Para el retorno al régimen de semana laboral completa, salvo el descanso correspondiente, proscribiendo el régimen del 24 x 24 (Decreto Legislativo 1213) se han hecho varias cosas:

La primera es establecer las formalidades que tendrá en el futuro el régimen laboral horario de los policías, para lo cual se han sancionado diversas normativas.

La segunda es tratar de justificar el aumento de tareas horarias policiales a favor del Estado, mediante la pretensión que la mayor labor estará retribuida con un aumento del alcance salarial pagadero en cinco períodos (D.S. N° 399-2015-EF).

La tercera es prohibir a los policías, brindar servicios de seguridad a particulares en sus días francos. (Decretos Legislativos 1213 y 1230)

La verdad sin embargo es otra, los aumentos, vía bonificaciones fueron otorgados en cinco tramos anuales (Decreto Legislativo 1132 del año 2012 y normas complementarias) que no estaban vinculados a la supresión del 24 x 24.  Eran aumentos para compensar la falta de incrementos remunerativos de varios años, y para actualizar las retribuciones.  Entonces, es claro que posteriores dispositivos que quieren hacer ver que hay aumento remuneracional al sector policial para compensar la pérdida de sus actividades a favor de empleadores privados, es puro maquillaje.

Los incrementos en 5 tramos fueron establecidos antes que siquiera se pensara en el remover el famoso 24 x 24. Por ello, si se aumentan los días semanales de labor policial, tiene que compensarse ello en forma retributiva.  Este es un tema pendiente por resolver.




Miercoles 15 de Junio de 2016

Durante varias décadas el mundo estuvo dividido entre el sistema occidental capitalista y el sistema oriental socialista, ambos por supuesto...

Jueves 07 de Julio de 2016

Creo que los peruanos somos muy inclinados a la exageración y a los calificativos.  Por ejemplo, a cualquier persona que...