CARBONEROS

 

Antiguamente se denominaba carboneros a aquellas personas que acopiaban el carbón y lo colocaban en los hornos para hacer el pan.  También se llamaba carboneros a los que suministraban el carbón en los barcos y lo atizaban para que la energía que producían, hiciera navegar a los navíos.

Con el correr del tiempo y superada la etapa de las cocinas y hornos a carbón así como de buques propulsados por la energía térmica, se pasó a calificar de carboneros a las personas que frente a dos bandos los inducían e incitaban a la violencia, en lugar de buscar entendimientos pacíficos a través de negociación o conciliación.

La actitud de carboneros la hemos conocido desde la escuela, donde podíamos testimoniar que habían jóvenes que querían ver pelear a sus compañeros de clase, motivándolos para que se fueran a las manos.  Era muy frecuente observar sus correrías diciendo: tal persona te ha insultado o te ha dicho “zamba canuta”, a lo cual el afectado respondía, y el correo del agravio, metiendo cizaña lo decía al o a los contrarios, y se armaba la de Dios es grande.

Con el correr de los años, el hecho de “meter carbón” pasó de la escuela a la política, y hoy vemos como terceros quieren enfrentar al Poder Ejecutivo con la bancada mayoritaria de oposición. En efecto, frecuentemente observamos que cuando alguna de dichas fuerzas, la gubernamental o la congresal, ejercen las atribuciones constitucionales que les compete, hay terceros que “meten su cuchara” para picar a alguna de las dos partes y para que la otra se sienta afectada y responda con violencia verbal y expresiones inadecuadas.

Por ejemplo, si el Congreso observa alguno o algunos de los Decretos Legislativos emanados del Ejecutivo, considerando que éste ha excedido las facultades legislativas que le delegaron, el tercero buscapleitos le dirá al Ejecutivo que la decisión parlamentaria fue para incordiarlos y molestarlos, y así se arma la bataola.

Puede ser también que el Ejecutivo observe alguna ley aprobada por el Congreso, y de inmediato saltarán la busca problemas para meterle en la cabeza a la bancada de mayoría, que la observación es para fastidiar, lo que está muy lejos de la intención gubernamental.

Lo que es peor, nos enfrascamos en discusiones bizantinas sobre si se otorga o no indulto a un ex presidente o si es más propio aprobar una ley que permita cumplir la pena de carcelería para ciertas personas de la tercera edad y con grave enfermedad, en sus respectivos hogares. Ninguno hizo la proposición, pero saltarán los terceros para buscar un enfrentamiento absurdo e innecesario.

Lamentablemente cierta prensa hace el juego a los “carboneros”, y damos un espectáculo negativo, olvidando que hay problemas que nos deben juntar a todos, como es el de la reconstrucción después de la emergencia por fenómenos naturales, la baja de las inversiones, la pérdida de puestos de trabajo, la informalidad y tantas otras cosas que deben ser convocantes y no disociantes.  Ojalá lo entiendan.

 




Martes 09 de Mayo de 2017

 

Con la tranquilidad de observar el comportamiento de los partidos llamados “tradicionales” en las últimas lides electorales, sin el pie...

Miercoles 31 de Mayo de 2017

 

Hace algunos días, escribí sobre los “carboneros” que buscan enfrentamientos inútiles. Los buenos ciudadanos buscan la concordia, el...