Consejeros incontinentes

Creo que los peruanos somos muy inclinados a la exageración y a los calificativos.  Por ejemplo, a cualquier persona que emite una opinión sobre algún asunto de la política nacional, relevante o no, de inmediato se le califica como “analista político”, denominación rimbombante, que no necesariamente calza con la lucidez del supuesto “analista”.

Para algunos tal palabra se asocia con los médicos laboratoristas, por los exámenes médicos, por lo que nada sorprendería que en el futuro cercano a los doctores Roe, Blufstein y Colichón los confundan con los “analistas políticos”.  Seguramente se molestarán.

Como la calificación de que tratamos, esto es “analista político”, se considera repetitiva y exagerada, una forma del imaginativo-popular para quitarle pomposidad ha sido asimilarla como sinónimo de “opinólogo”.

Algo así creo que pasará con tanto “consejero de oficio”, que abundan desde la pasada segunda vuelta electoral, y que siguen machaconamente dando su asesoría gratuita y no pedida a los dos candidatos presidenciales que esforzadamente llegaron a la vuelta definitoria.

Estos consejeros, sin dudar de su buena fe e inmejorable intención, seguramente creen a pie juntillas el antiguo refrán: “consejo hasta de un conejo”, pero no siendo conejos olvidan que también hay otro conocido y añejo proverbio: “consejo no pedido no es bien recibido”.

En cuanto medio de opinión existe, sea escrito, radial, televisivo y digital (con excepción probablemente del boletín de la Iglesia María Auxiliadora llamado “Pan del Alma”) se dan consejos como los siguientes:

-Ya Keiko debe dejar su “luto” e ir a saludar a PPK, cumpliendo vieja costumbre republicana en que los candidatos “perdedores” saludan al “ganador”.

-Ya PPK debe dejarse de tanta reticencia y sobradera y pedir disculpas por los agravios de la segunda vuelta, justamente a la segunda en el cuadro de votos.  Puede incluso que piensen: si lo hace de rodillas tanto mejor, y sería inmejorable si además se flagela.

-Ya PPK debe anunciar a su Presidente del Consejo de Ministros.  El pueblo quiere saberlo. No mojen, los que quieren saberlo son los curiosos  y también los chismosos, y encima en la prensa se hace de la todavía incógnita, una novela, con las características de las mexicanas, venezolanas y turcas. ¡Dios nos coja confesados!

-Ya PPK debe también anunciar a quienes lo acompañarán en el gabinete, pues si se demora no conseguirá a gente competente pues no tendrán tiempo suficiente para arreglar sus asuntos y dejar sus actuales ocupaciones. Falso, el ser ministro es más atractivo que el caramelo a los niños y la “propina” a los más grandecitos.

Dejen a PPK tranquilo, pues no podrá estar todos los días vacilando a sus entrevistadores, dándoles señales de humor respecto a las personas supuestamente escogidas.




Miercoles 29 de Junio de 2016

Evidentemente no estamos preparando una prueba de aritmética para nuestras escuelas públicas, pues probablemente no muchos calificarían con nota aprobatoria. ...

Miercoles 13 de Julio de 2016

Otro de los flagelos pendientes de ser combatidos y aplastados es la corrupción.  Todos hablan de ella, aunque penosamente omitan...