Tip reactivador

El Gobierno, a pedido de las agrupaciones políticas nacionales, las convocó a dialogar,  tuvieron una primera reunión y  hubo consenso respecto a la necesidad de aumentar el salario mínimo, hacer la  reforma electoral y volver a la aceleración del desarrollo, el que lamentablemente se ha ido deteniendo.

El escenario del aumento de la RMV es el Consejo Nacional del Trabajo, asistido por las dependencias técnicas del Estado que deben darle el soporte profesional y no político que no es de su competencia.  Lo político está centrado en el reconocimiento que se requiere el aumento, pero el cuándo, cómo y cuánto dependerá de los aspectos técnicos. Concluyendo, la intervención del diálogo en este aspecto terminó, aunque aprovecharemos para enfatizar nuestra creencia que la RMS debería ser por circunscripciones territoriales y por ramas laborales.

La reforma electoral se encuentra en el Congreso, para lo cual el JNE, ONPE y RENIEC, han presentado su propuesta, al igual que han presentado sus  proposiciones diversos grupos parlamentarios.  La decisión política en el diálogo fue que se realice la reforma, pero al igual que el caso de la RMV, el estudio, su resolución y aplicación está en otra esfera, y en este caso es el Congreso de la República que deberá afrontar el tema sin más dilaciones pues queda poco tiempo.

En cuanto a la necesidad de reactivar la economía y acelerar el ritmo del desarrollo, el Gobierno ha solicitado a los partidos su cooperación y cada partido ha acreditado hasta tres técnicos para ello.  Evidentemente el soporte lo otorgará las reuniones de los técnicos partidarios con los del Gobierno Nacional, pero la decisión política, cual es la recuperación de velocidad del desarrollo, ya se tomó.

Empero, sin esperar las recomendaciones de los técnicos, hay algo que si se puede hacer y de inmediato, y ello tiene que ver con las trabas burocráticas; el exceso de requisitos para autorizaciones, licencias, permisos y concesiones; y la actitud de malos funcionarios dedicados a hacerle la vida a cuadritos a los emprendedores de todo tamaño  y,  sin comprender que son estos últimos los que mueven al país, generan  trabajo y permiten la elevación de niveles de vida de la población, además que de sus impuestos salen los salarios y beneficios que perciben.

Se preguntarán y ¿cuál es el secreto para destrabar tanto trámite burocrático?, y la respuesta es que no hay  secreto, solo volver al espíritu de lo que fue la implantación de los Textos Únicos de Procedimientos Administrativos (TUPAs) y que ellos contengan la  relación de todos los trámites y requisitos para cada gestión en la Administración Pública, y que no existan directivas adicionales con más y más requisitos.

Para volver a la motivación inicial de los TUPAs, y como tip, sin esperar ningún reconocimiento, volvemos a sugerir que con un simple Decreto Supremo se ordene a todos los organismos de la administración, de todo nivel, para que en un mes reducir en no menos un 30% los trámites de cada TUPA y en no menos de dicho porcentaje los requisitos a cumplir para cada trámite, prohibiéndose bajo sanción a quien lo haga, las famosas directivas internas que desnaturalizaron los TUPAs.  Como ven simple y sencillo, y sin requerirse mayores luces, de las que lamentablemente carecen.




Viernes 13 de Febrero de 2015

Por lo general, nuestros compatriotas han tomado conciencia del fenómeno denominado “cambio climático”, así como de la necesidad de proteger...

Martes 17 de Marzo de 2015

Nuestra Constitución consagra dentro de los derechos fundamentales de la persona,  la propiedad, la herencia, así como  contratar con fines...