Dueños de qué, dueños de nada

En los últimos años estamos dejando pendientes temas de fondo que están siendo ocupados por actores e intereses de facto. Lima está viviendo el boom de la explotación demográfica, comercial, económica y sus dinámicas se anteponen a fenómenos previsibles. Somos testigos de los escasos lugares de uso público con los que cuentan nuestros distritos por ejemplo. ¿Qué pasa cuando estos últimos pretenden sernos arrebatados?

Entre las avenidas: Wiese, Canto Grande, El Bosque y El Parque se ubica el parque zonal 14- A, un terreno de 120 mil metros cuadrados. Cualquier persona que conozca el lugar o vaya por ahí se dará cuenta que dicho terreno se encuentra ocupado hasta cierto punto y en la otra mitad temporalmente se asientan ferias de juegos mecánicos, circos, etc. Quienes siempre han estado ahí son los vecinos y dirigentes de la Liga de Fútbol de Canto Grande y el Frente de Defensa de los Espacios Libres de San Juan de Lurigancho.

Los vecinos vienen lidiando una lucha sin tregua frente a lo que representa un serio problema de responsabilidad municipal con indicios de corrupción. El terreno ha sido vendido y pasando por más de un dueño, habiendo una ordenanza municipal de 1992 que distribuía la zona entre un centro de salud, espacios de deporte, una plaza de armas entre otras instituciones; estas compras han representado un atentado contra el uso e intangibilidad de este espacio público.

El actual dueño del terreno es la empresa Bairiki S.A.C quienes pretenden construir en la zona un centro comercial, zona que además ha sido de uso deportivo por muchos años. Lo que ha detenido la construcción del centro comercial ha sido el reconocimiento zonal del parque 14- A (2012) por parte del Instituto Metropolitano de Planificación (IMP).

Este caso presenta serias irregularidades y conlleva a encontrar los culpables que han negociado con espacios que debían proteger. En los últimos días nos hemos enterado del caso del Parque Manhattan en Comas, caso que ha favorecido a los vecinos y no se construirá el centro comercial que inicialmente se iba llevar a cabo con venía del alcalde, Miguel Saldaña. En junio Lima cedió 2,5 hectáreas del terreno del Parque zonal Sinchi Roca para ampliar la ruta del Metropolitano. ¿La precaria o nula capacidad de administración de espacios públicos, motiva a nuestras autoridades a negociar con ellos?

Cuando  los espacios públicos no pueden ser debidamente administrados por los gobiernos locales se busca evadir el problema, hacemos todo lo posible para justificar una venta hacia un particular, pero nunca hallamos más de una iniciativa de  política pública para un mejor uso de estas zonas. Las prácticas incipientes y precarias de quienes le dan uso no se pueden justificar en un desconocimiento al derecho que todo ciudadano tiene de contar con espacios libres, de y para todos.

 




Martes 01 de Agosto de 2017

Terminado el primer año de gobierno de Pedro Pablo Kuczynski sus seguidores y adversarios han hecho eco de sus aciertos...

Viernes 18 de Agosto de 2017

El Perú actualmente pasa por un momento que representaría un hito en el sistema educativo nacional. Nuestros maestros vienen sumando...