Analizando puedes hacerlo

No importa si tu negocio es pequeño, mediano o quieras iniciar la creación de una gran corporación. Lo importante es saber diferenciarte y para eso hay una tarea que siempre se debe realizar: Observar a la competencia; en otras palabras “espiarla”.

Ya no es solo comparar precios, sino saber qué lo hace diferente y así sabremos cómo podemos captar más clientes o cual puede ser nuestro valor agregado y en función a ello determinar cómo iniciar el negocio.

Te dejo 6 sugerencias para que puedas realizar antes de abrir tu nuevo negocio. Te llevarán algo de tiempo; pero serán importantes a largo plazo llevando al negocio a un crecimiento sólido basado en un conocimiento muy relevante del mercado.

Visita a tu competencia: dale una visita a tus principales competidores y realiza una tarea de observación con un checklist que incluya todos aquellos aspectos que te conviene conocer. Abre bien los ojos y rellena el cuestionario de forma ordenada y clara para ti, resaltando los puntos que consideres más cálidos y valiosos.

Visita las webs y redes sociales de tus competidores: debes proceder igual que el punto anterior si estás pensando crear un negocio online, incluyendo variables adicionales como diseño, usabilidad, seguidores en redes sociales o posicionamiento entre otras. Las redes sociales pueden darte además información interesante en base a los comentarios de los clientes.

Visitar las webs de los competidores es igualmente importante para cualquier negocio offline, ya que pueden proporcionarte mucha información útil y además pueden servirte para identificar oportunidades para tu negocio.

Plano de situación de la competencia y radio de acción: si vas a abrir un negocio local, sitúa en un plano de tu localidad o barrio a tus principales competidores y define su radio de acción tanto para clientes que acuden a un lugar físico como aquellos que podrían adquirir tus servicios o productos vía web o delivery.

Analiza a los líderes del mercado: identifícalos con estas preguntas: ¿qué productos ofrecen? ¿Qué precios tienen? ¿Qué publicidad hacen y qué destacan en sus mensajes comerciales? ¿Dónde se venden sus productos? Y sobre todo, ¿quiénes y cómo son sus clientes?

FODA: prepara en una o dos páginas una tabla comparativa donde sintetices los puntos fuertes y débiles de cada competidor. (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas).

Defínete: Recopila toda la información de los puntos anteriores y con ello tendrás fortalecido tu producto, habrás delimitado tu cancha de juego y sabrás cuál es tu valor agregado: ese granito de arena adicional que hará de tu producto o servicio el éxito total.

No dejes que nadie te desilusione ni te separe de tu idea de negocio. Como dijo Walt Disney: “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.




Viernes 15 de Julio de 2016

Emprender un negocio es una tarea exigente y compleja, el gran sueño de todos los emprendedores es que el negocio...

Viernes 19 de Agosto de 2016

De seguro tienes una o muchas ideas para emprender, todas ellas pueden ser muy buenas rodeando tu cabeza, Pero te...