Contactos, amigos y negocios

El networking no es cosa nueva, pero sí, ha tomado más énfasis en el entorno empresarial y persona en los últimos tiempos. Y es mucho más que solo tener números de teléfonos, es, buscar oportunidades dentro de tu círculo social e ir expandiendo ese círculo entre amistades y conocidos. Es, en otras palabras, venderse.

Cuando se habla de venderse como profesional, es darse a conocer y dejar por sentado en qué eres profesional y las ventajas de tenerte como contacto. Lo importante es generar confianza dentro del círculo de contactos que estás formando.  Y convertirte en una referencia, para expandir ese círculo e ir generando nuevos proyectos y lograr que estos sean rentables

Pero para aterrizar todas estas ideas te doy estas sencillas formas de aplicar el networking en tu vida.

Primero: entabla la conversación, encuentra un punto en común con tu receptor. A través de ese punto en común lograrás ser recordado, y así formarás un vínculo amical que sea el inicio de uno o miles de proyectos, que se transformen a lo largo del tiempo en miles y millones de dólares.  Encuentra en este punto tu diferenciación.

Por ejemplo, si sabes que tu futuro contacto es amante del deporte blanco, empieza la conversación deslizando tu interés por el tenis. Puedes mencionar los resultados del último partido ganado de Nadal,  y así serás recordado. O tu opinión sobre el mismo, para lograr tu diferenciación.

Lo importante cuando se empieza a crear una red contactos es saber discernir. La palabra clave en este punto es calidad. Analiza qué es lo que tú puedes aportar a ellos, más que ellos a ti. Y recuerda hacer el seguimiento respectivo de todos los nuevos contactos que se inicien. No dejar que se pierdan en el tiempo.

El seguimiento es muy importante. Se tiene que ser capaz de mantener una relación con cada contacto que se haga. Es alimentar el vinculo que se formó desde la primera conversación, es encontrar el tema que los une y seguir alimentándolo, para ampliar el campo de acción en que se maneja la amistad, e iniciar un nuevo negocio o potenciar el negocio que se tenga en mente.

Recuerda que iniciar una red de contactos no es solo conocer personas es ir expandiendo esa lista, lo primordial es concentrarte en el trabajo a realizar. De la agenda ya formada empieza a interesarte por saber quiénes son, dónde trabajan y cómo puedes trabajar con ellos. Ya sean clientes, proveedores y/o competencia.

Si logras generar sinergia entre el primer y segundo contacto habrás comenzado el camino. Una persona te lleva a otra y así puedes ir abriéndote espacio a lo largo de la vida. Recuerda salir de tu zona de confort y siempre trabajar en tu marca personal, porque es lo que te ayudará a expandir tu netwoking. Si la oportunidad no llama a la puerta; constrúyete una, con tus amigos, contactos y conocidos recuerda que: “La vida es un viaje no dejes de caminar ni de construir cada amanecer en él”.




Jueves 07 de Abril de 2016

Cuando hablamos de emprendimiento, de qué hablamos exactamente. En palabras sencillas, es la imaginación hecha negocio, una mirada llena de...

Jueves 16 de Junio de 2016

Qué es más importante el Talento Humano o el Recurso Humano. Pero sabes cuál es la diferencia entre estos dos...