Idea tu negocio, emprende tu camino

De seguro tienes una o muchas ideas para emprender, todas ellas pueden ser muy buenas rodeando tu cabeza, Pero te preguntaras ¿cómo conviertes esa idea en un negocio, rentable y sostenible en el tiempo?

Si ya tienes una idea, no dejes que nadie te desanime y conviértela en un negocio, en una realidad. Tal vez, no todas las ideas que tienes sean buenas, pero te aseguro que una de ellas tiene el potencial necesario para convertirse en tu negocio, en tu futuro. Solo sigue estos pequeños pasos que te servirán para saber si estás por el camino correcto.

     1.       ¿Cuál es tu idea?

Recuerda no hay idea mala ni idea buena. Esta es la etapa donde podrías empezar a escribir todas las ideas que se te ocurran. Haz una lista de todo, lo que vez, lo que piensas, lo que oyes etc. Escribe todos los detalles que puedas. ¿Cómo se hará?, ¿a quiénes necesitas?, ¿tienes todo el dinero o necesitas financiación?

Deja volar tu imaginación, puedes utilizar todas las técnicas de maya de ideas que conozcas. Lo importante en esta parte es que llegues a concretar el concepto de tu negocio: qué es lo que voy a emprender y cómo voy a trascender como organización en la sociedad poniendo en marcha mí negocio.

     2.       ¿Cuál es la necesidad que cubre?

Hay muchas necesidades que satisfacer, puedes guiarte por cada escalón de la pirámide de Maslow. Todo buen negocio siempre cubre una necesidad y puedes encontrar un buen nicho de mercado. Si ves que tu idea no cumple con ninguna necesidad, puedes empezar a remplatearla o redenifnirla, esto traerá grandes resultados pues allí encontraras los primeros indicios de quienes componen tu público objetivo e inclusive el valor agregado que tu producto podría tener.

     3.       ¿Dónde están tus clientes?

Ahora que sabes que tu idea de negocio cubre una necesidad es hora de encontrar a tus potenciales clientes. Estudia el mercado, puedes hacer un pequeño análisis de mercado. Responde estas preguntas: ¿quiénes te comprarían el producto? ¿Dónde se encuentran?, ¿sé cómo llegar a ellos?

Lo importante aquí es definir a quiénes, exactamente, estas apuntando y si ellos son los clientes adecuados para tu idea de negocio. Evalúa el segmento de mercado exacto para tu futuro negocio.

     4.       ¿Tienes todo lo que necesitas?

Haz una lista. Escribe exactamente todo lo que necesites para empezar tu negocio (ya sea que lo tengas o no). Empieza con: personal, material, local, etc. Luego de ello sectorízalo y ve cómo puedes conseguirlo, probablemente puedas comenzar tu negocio con personas recomendadas por tu círculo más cercano dado que partes de la premisa de la confianza. En el caso de los materiales revisa quienes pueden abastecerte de materias primas o de lo que necesites

En este punto toma relevancia que la planificación es la herramienta adecuada para trazar un mapa de como esperamos que el negocio evolucione y se comporte ante decisiones que incluimos en nuestro plan de acción, el cual se realiza con la expectativa de crecer y mejorar la rentabilidad del negocio, pero de manera más importante, para satisfacer a nuestros clientes.

     5.       ¿Cuánto costara?

Tal vez no seas muy bueno con los números, pero este es un punto muy importante. Tienes que estar seguro si cuentas con el financiamiento para poder iniciar tu negocio.

En un cuadro Excel empieza a señalar ítem por ítem y cuánto costaría cada uno. Una vez hecho eso, mira si tienes el dinero que necesitas, si no fuese el caso podrías acudir a una banca de segundo nivel o a una entidad promotora de iniciativas emprendedoras como lo son las incubadoras de negocio.

Ahora pregúntate lo siguiente: ¿cuánto me va a demorar recuperar todo lo invertido o cuándo empezaré a ver ganancias?

Con estos pasos puedes empezar a planificar y sembrar tu sueño. Quizá suena como mucho trabajo, pero la planificación antes de iniciar tu proyecto es muy importante.

Toda persona puede crear el escenario atractivo para minimizar los riesgos y no creas que todo te saldrá mal. Solo arriésgate y da el primer paso.




Martes 02 de Agosto de 2016

No importa si tu negocio es pequeño, mediano o quieras iniciar la creación de una gran corporación. Lo importante es...

Miercoles 07 de Setiembre de 2016

Cuando se inicia un negocio, a veces se deja lo más importante para el final: elegir el nombre. Si ya...