Barnechea: El voto nulo, blanco o no ir a votar

Barnechea rompe el mito de que: si no apoya a PPK, estará apoyando a Keiko. El bien prefiere no apoyar a ninguno de los dos candidatos. Esto bien puede ser interpretado que votará nulo, en blanco o quien sabe: No votará. Pues por más pequeño que sea el porcentual electoral, no deja de ser significativa su actitud.

El no apoyo de Barnechea implica tácitamente que no colaborará ni con recursos, ni haciendo parte de un próximo gobierno - tiene pocos parlamentarios- y no va a declarar su voto por ninguno de estos candidatos, no existen medios apoyos, caso desee preservar su identidad partidaria.

Barnechea sabe que los peruanos no pueden someterse a ese tipo de chantaje, que si vota nulo o blanco, puede que beneficie a Keiko Fujimori. Como la elección no está decidida, pues que la decidan los dos candidatos que se han beneficiado de tantas irregularidades.

Cabe sí dignidad entre los peruanos declarar este tipo de voto al mostrar insatisfacción por estos DOS CANDIDATOS. Los grandes medios y poderes fácticos apuestan por Keiko como apuestan por PPK. Sólo que Keiko es la gobernabilidad: Tiene mayoría en el Congreso. La bancada de PPK puede que se disuelva  otra vez luego de esta elección.

Los medios y poderes fácticos lo han conseguido y lo van a conseguir con o sin voto nulo o blanco. Sólo faltaba el chantaje a los electores de que si votas nulo o blanco apoyarás a tal y con eso crear una legitimidad artificial. NO SEÑORES: la dignidad también se encuentra en la declaración de intenciones.

Sólo falta una declaración más concisa de Verónica Mendoza y de Alan García, declaraciones contundentes. No basta ser antifujimorista, pues al final de cuentas ¿Por qué PPK necesitaría los votos de la izquierda o de cualquier otro partido, si las encuestas lo daban como ganador frente a Keiko sin los votos de la izquierda o del Apra?

Con la declaración de Barnechea, PPK pierde un importante apoyo del ¨ignorante¨ que tiene que volver a la universidad, así como de la candidata que tiene una ¨perra vida¨. Si PPK gana, va a tener una oposición del tamaño del fujimorismo en el Congreso, ¿se imaginan si se suma el de la izquierda, el de Acción Popular y la del Apra?.

Por otro lado, mientras los electores se pelean de quien es más antifujimorista, el pragmatismo soltará riendas frente al futuro gobierno: PPK que iba a ser primer ministro de Keiko en 2011 si ganaba esta, seguramente lo será en 2016 si pierde esta elección. Los ppkausas tendrán que apoyar a Keiko, pues el antifujimorismo no es un componente de su DNA.

Queda claro que esta vez el elector no necesitará taparse la nariz, dado que aquí no existe el mal menor dada la equivalencia de las propuestas que no promueven un cambio substancial al país. Esta vez los peruanos pueden anular sus votos con la conciencia tranquila. Sin que los acusen de pro-fujimoristas como no lo acusarán a Barnechea.

No estamos delante de ninguna encrucijada. PPK y Keiko es la misma propuesta. Si Keiko es acusada de ser una dinastia, PPK es acusado de ser una oligarquía, en la que sus amigos van a gobernar. ¿Alguien encuentra más diferencias?




Lunes 21 de Marzo de 2016

Ante la situación de incerteza que se ciñe sobre la candidata, existen varios escenarios. La de la exclusión sería la...

Lunes 02 de Mayo de 2016

Si Kenji generó una tormenta en las filas del fujimorismo, las declaraciones de Salvador Heresi, Secretario General de PPK, pueden...