Minería e industrialización, un debate pendiente

Alfredo Thorne, el futuro ministro de economía, siguiendo la política general del recién electo presidente, ha afirmado que el gobierno de PPK quiere transformar a Perú en un centro regional de refinación de metales con el objetivo de superar el modelo primario exportador y afirmarnos dentro de un modelo centrado en la industrialización.

PPK en varias oportunidades ha declarado que realizará una gira por la China para promover este proyecto, dado que según el Ministro Thorne, existen empresas chinas interesadas en invertir en la industria de la refinería.

Exportar concentrado de cobre coloca al Perú en una situación de desventaja, primero porque afecta los ingresos del país de manera significativa dada la baja de los precios internacionales de este tipo de comodditties; exportar cobre refinado tiene un valor agregado diferenciado al concentrado y sería menos afectado a las oscilaciones del mercado internacional por lo tanto sería más beneficioso para la economía del país.

Este debate no es reciente, algunos años atrás, Chile, el primer productor mundial de cobre, expuso también sus limitaciones para avanzar en la cadena productiva, por lo que abrió el debate sobre esta temática. Sin embargo, una realidad si bien algo parecida con la nuestra expone algunas diferencias a respecto de nuestra posición en el contexto de esta propuesta.

En 2014, la revista Ingenieros del Cobre & Minería de Chile, en el artículo ¨Panorama de Fundiciones y Refinerías en Chile: Buscando la competitividad¨ exponían algunos datos relevantes del panorama referido al refinamiento chileno. En la década de 70 y 80 el país austral fundía casi el 100%, en los 90´se pasó a 82% siguiendo una tendencia de caída que en la actualidad se procesa el 35%, en 2003 Chile tenía el 18% de la fundición total del mundo, mientras que hoy sólo se llega a 14%.

El ministro Thorne, además de Ministro de la economía del país, es también un gestor de expectativas, él cree que sería posible convencer a los chinos para que pongan sus plantas de refinación en el Perú. Pero a partir del cuadro de nuestro país vecino, se abren varias incógnitas sobre esa posibilidad.

Si Chile no ha expandido la industria de refinación por considerar que no es rentable por sus altos costos ¿por qué los chinos invertirían en el Perú, cuando en China o en Japón los costos operacionales son los más bajos de toda la industria?

¿Por qué no invertir en otros sectores más intensivos en cuanto al empleo de mano de obra?, ¿El gobierno busca incentivar la investigación para el desarrollo de nuestras capacidades científicas en esta área?, ¿Cómo el Estado va a manejar el pasivo ambiental dado que la industria de refinación implica grandes cantidades de emisiones de gas, y la industria China se caracteriza por el gran pasivo de contaminación por no cumplir con los estándares internacionales?

Avanzar en la cadena productiva implica grandes inversiones tanto de capital como de tecnología. Si fuera por la vía de la exoneración de impuestos o la contribución de subsidios directos ¿por qué no subsidiar las actividades que el sector privado no quiere financiar? En China el gobierno otorga subsidios para su industria de refinación ¿Será que el gobierno peruano estaría dispuesto a subsidiar a una empresa China para desarrollar sus operaciones aquí en el Perú?

¿Será que el Perú tiene suficiente capacidad de infraestructura para asumir la exportación de cobre refinado para el exterior y convertirse competitivo frente a la propia industria de refinación de los chinos o japoneses?

El proceso de industrialización en el Perú es importante, sin embargo, no queda claro ¿Cuál es el papel que le quiere imponer el nuevo gobierno al Estado en el mercado de la minería? Es fundamental tener objetivos claros, pues sin una apuesta más osada en el ámbito de la ciencia y la tecnología, continuaremos enfocando nuestras exportaciones bajo la lógica del siglo XIX, fundamentada en nuestras ventajas comparativas y no en nuestras ventajas competitivas.




Lunes 20 de Junio de 2016

La política es gesto, son imágenes, es expresión de la realidad, pero no es toda la realidad, como tampoco es...

Martes 05 de Julio de 2016

De las elecciones pasamos a una que evidencia el realineamiento al interior de las organizaciones políticas. En los viejos partidos...