PPK y el optimismo infundado

Cuando un gobierno recién electo asume un mandato, siempre opera una dinámica de expectativas positivas, el cambio siempre contribuye para oxigenar la política, pues afecta tanto al conjunto de acciones, como el ambiente de los operadores políticos. Un presidente recién electo siempre va a buscar la diferenciación con relación a su predecesor, para evitar tanto la monotonía como el denominado ¨más de lo mismo¨.

Del otro lado, la opinión pública puede configurar algunas actitudes frente al nuevo gobierno que creo deben ser expuestas.

Ser pesimista, sería un acto de insensatez, porque en primer lugar no estamos en el peor de los mundos posibles. En la dimensión económica podemos afirmar que las cuentas que deja el actual gobierno, podrían ser mucho mejores, en todo caso, el gobierno tendrá que efectuar puntuales intervenciones en materia tributaria y medidas que contribuyan a destrabar la economía. Aunque no habrá impactos visibles en el corto plazo, se va a infundir optimismo en los diversos agentes económicos.

Al otro extremo de la escala, está el ¨optimista infundado¨ o aquel que amplifica sus expectativas como elector ppkausa y que cree cándidamente de que vamos en camino al mejor de los mundos posibles. Esta visión es minoritaria. Pero el problema subyacente de esta postura es que puede inducir a una mayor polarización en el país, dado que buscará transferir la responsabilidad a otros actores y no al propio gobierno.

Hay que reconocer que el futuro Ejecutivo en la dimensión de la política se encuentra en una encrucijada, y si bien la política es el arte de lo posible, el gobierno recién electo, tiene un gran desafío: mostrar algo de arte, de lo contrario ya se puede presagiar que la crisis política se instalará más temprano de lo esperado.

Quienes no optamos por alguna de las candidaturas presidenciales, nos toca evaluar de forma crítica, objetiva y responsable el escenario político en el corto plazo, dado que las acciones del Ejecutivo tendrán impactos en el ámbito político.

PPK ha optado confrontar al fujimorismo desde el campo de lo técnico. Un Primer Ministro con experiencia en el ámbito político podría contribuir a disminuir las fricciones propias de las relaciones Ejecutivo-Legislativo.

Algunos creen que el Perú se puede administrar como una gran empresa, dado que esto favorece el ambiente de negocios del país, pero se olvidan que existen innúmeras demandas postergadas en el ámbito social, así una visión venida del Ejecutivo donde se prioriza la tecnocracia, puede ser abiertamente cuestionada, por su limitada visión donde destaca su ausencia de sensibilidad delante de una diversidad de temas urgentes asociados a los problemas de pobreza y desigualdad.

Para no caer en el optimismo infundado, es importante identificar los conflictos en las relaciones gobierno-oposición. El Ejecutivo tiene la iniciativa, el legislativo siempre es reactivo a ese proceso. El Ejecutivo será cuestionado tanto por la calidad, como por el procedimiento, legalidad, legitimidad y capacidad de articulación con otros actores involucrados en las diversas medidas que tome cada ministro.

Cualquier escenario moderado identifica que la gestión de PPK se verá afectado por serias crisis de legitimidad. Con una organización partidaria débil, descartada y substituida por una alianza heterogénea de técnicos reciclados venidos de los más diversos partidos, sólo contribuirá a dificultar más la capacidad y eficiencia de amplificar una narrativa institucional afirmada desde el Ejecutivo.

En esa perspectiva, independiente de por quién votó cada uno en las últimas elecciones, es necesario impulsar la reflexión y manifestación crítica sobre este gobierno, fundamentalmente porque en sus manos se encuentran el futuro de millones de peruanos.




Martes 05 de Julio de 2016

De las elecciones pasamos a una que evidencia el realineamiento al interior de las organizaciones políticas. En los viejos partidos...

Lunes 18 de Julio de 2016

Pareciera que existen dos modelos contrapuestos a partir, de quiénes deben dirigir el Ministerio del Interior. Un modelo es aquel...