El que duda ¡PIERDE!

Empezaremos con la siguiente pregunta, ¿Cuál es la diferencia entre la motivación y la inspiración? Y ¿Cuál sería la más importante? Estos días andaba curiosa y empecé a preguntar a mis amigos más cercanos y recibía distintas respuestas, como por ejemplo, que la motivación implica el uso de la fuerza de voluntad para convencernos o quizás hasta obligarnos a hacer algo…

¿Por qué sentirse motivado es una estrategia poco fiable y frustrante?

Sentirse motivado es una práctica contraproducente dicen, es un objetivo irónico que dice: “voy a hacer esto quiera o no”. La motivación es una lucha para cambiar los sentimientos internos. Me pareció interesante y seguí preguntando por la justificación de ello, parecía  un buen plan, pero ¿Qué pasa si estas de mal humor, o simplemente cansado para hacer algo?

Un amigo me dijo, “Carol, creo tener la respuesta a tu pregunta, y yo elegiría la inspiración”, su seguridad me llevo a preguntarle ¿Por qué?, hubo un silencio y continuó:

Carol:  La mayor parte de la inspiración proviene de la realización como ser humano y la creencia de que se puede hacer algo, la creencia que es posible, esta creencia te motiva a hacer algo porque cuando crees que puedes tienes toda la motivación que necesitas, y si a eso le agregas una recompensa, será mayor la motivación.

Hasta ahí, comprendía y compartía su punto de vista, pero me quedaba la duda, ¿Qué pasaba con las personas que no encuentran esta inspiración? Él lo resumió: Falta de Convicción y hubo otro silencio y dijo:

La inspiración es eficaz, pero eso no significa que tengas que ir a mirar vídeos inspiradores todo el tiempo, ello te puede dar inspiración temporal pero ¿No sería mejor que sea permanente?

El Coronel Sanders de KFC estuvo inspirado internamente, él fue rechazado 1.008 veces antes de que llegara un sí de un propietario de restaurante por su ya famosa receta de pollo. Él creía en su producto y estoy segura que a veces se sentía desanimado, pero continuó con determinación hasta llegar a su meta.

Cuando la gente duda, a menudo buscan la motivación, pero la motivación no es la respuesta. La motivación Es una trampa! Analicemos, ¿cómo puedes creer en ti mismo cuando has tratado de hacerlo y has fracasado (o nunca lo has intentado)?  Un ejemplo simple, “El lunes empiezo la dieta” A pesar de las dudas, una persona quiere hacer dieta, pueden decirle que lo haga, que se verá mejor, leer los artículos de motivación y centrarse en todos los beneficios de la dieta, pero su éxito es tan inconsistente como su deseo de hacerla. ¿Te das cuenta? Es una lucha constante para auto motivarse! ¿Te suena familiar? A mí sí. Y no funciona tan solo con  “tener más motivación”.

Calma, hay una solución, no todo está perdido, tenemos la fuerza de voluntad a nuestro favor, y la usaremos para generar inspiración interna ¿Qué pasaría si usamos la fuerza de voluntad para forzar la acción directa? ¡ES LO MÁXIMO!

Puede que no sea sencillo superar el “Tengo que estar motivado para hacer las cosas” pero una vez que lo haces, te aseguro que te encantará. Visualiza, una vez que te ves a ti mismo realizando la acción sin importar cómo te sientes (lee bien, sin importar) verás los resultados, la inspiración interna va a iluminarse como no tienes idea. Demostrar el dominio sobre tus sentimientos te llevará a conseguir lo que quieras.

Pero, ¿cómo se hace? Bueno, te dije que no era sencillo, en primer lugar, debes entender que no es necesario esperar a la motivación para actuar. Recuerda, la motivación casi siempre llega poco después de empezar. Segundo, deberás aprender a utilizar la fuerza, no puedes obligarte a cambiar la vida en un día y como tercera recomendación…

Ten paciencia, crea hábitos y verás que todo empieza a caminar, conviértete en tu motor y motivo, ¡Inspírate, Inspira!




Lunes 07 de Marzo de 2016

Te aseguro que si le preguntas a cualquier emprendedor por qué inicio su negocio, te dará varias razones, quizás de...

Lunes 21 de Marzo de 2016

Observando los datos económicos y demográficos del país y de su capacidad en materia prima para ser producida, todo...