¿Expectativa o Compromiso?

Me imagino que más de una vez lo han pensado, “Si quiero que las cosas salgan bien las tengo que hacer yo mismo", generalmente puede ser complicado delegar, el darle la confianza al otro con temor a que no sea lo que tu esperas, definitivamente no es fácil, pero ¿Cuáles son las variables claves para construir confianza?, desde el punto de vista ontológico, la confianza tiene un juicio detrás (de sí confío o no confío) basado en ciertas variables cómo la sinceridad, credibilidad y el involucramiento, pero todo esto viene acompañado de nuestra capacidad para asumir riesgos, si no hay confianza, no podremos delegar, o nos estancaríamos personal y profesionalmente.

Con la finalidad de generar relaciones positivas, es importante que identifiquemos algunas diferencias entre expectativa y compromiso, ambas, ligadas a la confianza, muchos de los problemas laborales se dan por no crear pactos específicos, por no ser claros con lo que queremos, con los otros y con nosotros mismos, al no cumplirse esto, se empieza a perder la confianza y probablemente de manera involuntaria, por no tener la habilidad de hablar claro.

Empecemos por entender la diferencia entre expectativa y compromiso, la primera es una esperanza de que algo suceda y conlleva una actitud pasiva (carente de responsabilidad de ambas partes), lo que no pasa con el compromiso, ya que es acción (actúo para cumplirlo) quien asume  un compromiso acepta cumplir lo pactado, entiéndase verbal o escrito, ante un incumplimiento de este, la otra parte puede realizar una reclamación, exigir que se satisfagan las condiciones acordadas, lo que no pasa con una expectativa, a veces pasamos por la vida creando expectativas disfrazadas de compromisos (asumimos que nuestro colaborador sabe lo que necesitamos) y esto genera una serie de sentimientos (frustación,tristeza,etc) que no te permitirán un buen clima laboral, la mayoría de conflictos que se dan, suelen ser por malos entendidos, no ponemos las cosas claras en el juego o pretendemos jugar sin darnos cuenta que podemos lesionar a los demás jugadores.

Si quieres mejorar tu clima laboral, seas empleados o jefe, es importante que tengas en cuenta que Para que exista un compromiso, es necesario:

1.       Que haya una petición expresa: Conversa con tu equipo, si sientes que algo no camina bien, habla, si sabes que las cosas no van por buen camino, se responsable y toma las riendas, nunca es tarde para mejorar tu ambiente de trabajo, y todos merecen un buen clima laboral, tanto tú, como tu equipo.

2.       Que se establezcan las condiciones de satisfacción: cómo, cuándo, quien, etc. Esto es importante, no puedes ir por la vida sin saber a dónde estás llevando a tu equipo, es como subir a un taxi y no saber dónde iras. Es como abrir una empresa y no tener objetivos, si quieres crear buenos lazos, deber crear compromisos, sin ambigüedades.

Recuerda, cuando se incumple un compromiso se puede realizar un reclamo productivo, pero si no hay un compromiso, ¿Cómo podrías decir a tu colaborador que hizo un mal trabajo?

Ahora bien, imaginemos que efectivamente decidiste ser responsable y generar un compromiso, ¿Qué pasa si no es cumplido? ¿Qué pautas deberías de tener en cuenta para hacer un reclamo efectivo? Aquí te cuento cuales:

  1. Deber estar seguro que se ha incumplido el compromiso, para estar seguro debes tener claras las reglas de juego, si no hay reglas de juego, mejor ni lo intentes.
  2. ¿Por qué reclamas? ¿Qué lograrías con eso? ¿Existe algún beneficio?,  ve por un café antes de explotar con tus colaboradores, es importante que sientan un ambiente de confianza y si decidiste hacerlo, pregunta a que se debió para que no se repita
  3. Renegocia un nuevo compromiso si estas en falta, este es un análisis personal, como jefe, puedes equivocarte y como colaborador puedes también cometer errores, nadie quiere ir discutiendo por el trabajo, pero si crees que has faltado en algo, discúlpate sinceramente y recupera la confianza, restáurala, el compromiso es de todos.

Deseo que estos tips te hayan servido, recuerda, todo esto va de la mano con un contexto adecuado: elegir el momento oportuno, en privado, sin recriminaciones, únicamente exponiendo los hechos de la mejor manera, solo así lograrás un buen clima laboral y eso se verá repercutido en tu empresa. La confianza es y será el único camino, delega sin miedo, confía y se confiable.




Lunes 21 de Marzo de 2016

Observando los datos económicos y demográficos del país y de su capacidad en materia prima para ser producida, todo...

Lunes 02 de Mayo de 2016

Probablemente cuando escuchemos estas palabras pensemos automáticamente en el registro y salida de un hotel, pero el Check-In y el...