No se oye padre

Muchos demócratas y liberales vieron como una suerte de mejora la salida de Daniel Urresti del MININTER y la entrada de José Luis Pérez Guadalupe a la cartera más complicada del ejecutivo. Finalmente, el gobierno dejaba de darle tribuna oficial a un mono con chaveta que además no registraba ningún avance sustantivo en materia de lucha contra la inseguridad.

No es más que una gran decepción; la prueba de esto fue la emisión del espacio “Tema de fondo” en RPP noticias conducido por Chema Salcedo en el cual el Ministro, el viceministro de gestión institucional y el director general se dedicaron a hablar más de lo mismo: generalidades y ninguna acción concreta para luchar contra la inseguridad y, lo que es peor, mantener el infame e indolente discurso de nefastos antecesores como Pedraza y el execrable Walter Albán consistente en culpar de la inseguridad al crecimiento económico, es decir, la gente tiene la culpa de ser asesinada por haber progresado, por haber generado riqueza y por haber dado empleo a otros peruanos.

¿Qué más nos dirá el señor Pérez Guadalupe? ¿Volverá a insultar a las víctimas de la delincuencia diciendo que es una “percepción” o una “histeria colectiva”?

 




Miercoles 11 de Marzo de 2015

Para algunos puede parecer pose poner la difícil situación por la que atraviesa el pueblo venezolano sobre el tapete, para...

Miercoles 08 de Abril de 2015

Su Santidad, el Papa Francisco expresa reiteradamente su preocupación por la indiferencia humana, por la pérdida del sentido real de...