Pepecista a mucha honra

Ser del PPC me llena de orgullo, por eso no dudo en dedicarle este artículo a mi partido, a mis amigos (así nos decimos por nuestro cimiento humanista), que hoy en una fecha tan especial en la que cumplimos 49 años de vida institucional hinchamos el pecho por lo que el Partido Popular Cristiano ha aportado al desarrollo democrático de nuestro país. Hoy que en miras de la elección presidencial del mes de abril y con compromiso de cogobierno nos hemos aliado con nuestro otrora rival (Partido Aprista Peruano)  estamos en boca de todos, siendo blanco de feroces críticas hacia dirigentes de nuestro partido y terminando en insultos en las redes sociales (me ha pasado) damos la cara y decimos con orgullo: Yo Soy PPC.

Me angustia como obtusamente miran la paja en el ojo ajeno y no la viga que tienen en el suyo, esta decisión de que los dos partidos históricos del país se unan para ofrecer una propuesta seria viste de madurez política, que  está por encima de las divisiones partidarias y de los sectores en inquieta y creativa búsqueda del bien común,  donde asumimos plenamente nuestras propias responsabilidades como siempre lo hemos hecho, por lo tanto esto no culminará con el proceso electoral, considero que tenemos la obligación de desarrollar una visión conjunta de país, para aterrizar a un planteamiento de reforma estructural del Estado, tan necesaria como postergada que resulta vital hoy por hoy que por diversos factores nuestro crecimiento económico avizora una suerte de lentitud. Es  digno de elogiar el acuerdo histórico firmado por PPC – APRA que conlleva al nacimiento de una nueva fuerza política llamada Alianza Popular, donde la frase ¨Los Peruanos Primero¨ deja de ser un frase fofa para adquirir sentido en toda su extensión.

Un día como hoy, el 18 de diciembre de 1966, liderado por Don Luis Bedoya Reyes nace el Partido Popular Cristiano, desde ese entonces mucha agua ha corrido bajo el puente, alegrías, sinsabores, pero sobretodo coherencia en nuestro pensamiento político nos han acompañado estos años. Me quedo corta si enunciara como el PPC ha estado presente en la institucionalización de la democracia en el país, en la Constitución Política del Perú  vemos reflejados aportes nuestros como es la Economía Social de Mercado, el histórico papel del PPC en la Constituyente, todos recordamos la gran obra de Bedoya como es la Vía Expresa (40 años después es vital en nuestra capital), la lucha por la democracia, nuestro muertos durante el terrorismo, nuestros excelentes cuadros políticos, los líderes que se fueron como Antonino, Osterling, Alayza, Ramirez del Villar, nuestros alcaldes, regidores, congresistas, nuestros dirigentes actuales nos llenan de orgullo y no dudo en decir: Yo Soy PPC.

Lamento informar a los que auguran el fenecimiento del PPC que están errados, desde hace varias décadas vienen diciendo que somos un partido en extinción, nada más falso, el Partido Popular Cristiano apenas tendrá medio siglo de vida y tiene para rato.




Lunes 02 de Noviembre de 2015

La pareja presidencial lejos de dar señales de claridad por la crisis que afrontan desde hace varios meses desde la...