El terrorismo dejó de ser visto como el enemigo principal

Luego de las últimas movilizaciones contra la “Ley Pulpín” se pudo notar que las arengas juveniles han sufrido un cambio drástico con relación a las que se escuchaban durante los años noventa. Desde 1997 hasta el 2000 se escuchaba: “Somos estudiantes, no somos terroristas”. Ahora los jóvenes vociferaron: “Somos estudiantes, no somos delincuentes”.

Estos dos momentos históricos nos indican que en los 90´s se percibía como principales enemigos públicos a Sendero Luminoso y al MRTA. Ahora el pueblo, sobretodo la juventud, no ve como amenaza central a los grupos terroristas o pro terroristas. Es que en estos días, el principal verdugo es el sicario, secuestrador o asaltante.

Esa quizás sea la razón por la que MOVADEF haya logrado en su momento recabar más de 350 mil firmas en su frustrado intento por inscribirse como partido político. Lo preocupante es que MOVADEF y sus aliados actuales han aprovechado esa coyuntura y lograron desestigmatizarse como “enemigos de la sociedad” ante la vista y paciencia de nuestras autoridades y de los partidos políticos democráticos.

Por ello es urgente que las nuevas generaciones conozcan la desgracia y muerte que generaron estas organizaciones criminales durante las últimas décadas del siglo XX. Se requiere que los partidos políticos se constituyan en verdaderas escuelas democráticas y que el Estado les enseñe a nuestros escolares la verdadera historia del Perú contemporáneo.




Martes 10 de Marzo de 2015

El 7 de marzo de 2007 interpuse una Acción Popular (demanda constitucional) ante la Corte Superior de Lima para impedir...