¿Y la inclusión digital?

Conexión, Redes y Futuro Digital.

En medio del Mobile World Capital, que se lleva a cabo en Barcelona, cabe reflexionar sobre si el Perú está conectado e incluido con y en la vanguardia de los países que apuestan de forma seria y sistemática por las nuevas tecnologías como una de las formas principales de desarrollo de las personas. Y digo “de las personas” porque estoy de acuerdo con Zuckerberg: lo importante es que estén conectadas las personas más que los aparatos.

Hoy, si compran un Smartphone, procuran tener un paquete de datos que les asegure conexión integral. Es decir, ya no basta la conexión telefónica del aparato en cuestión. Lo que las personas, sobre todos los jóvenes, llaman conexión, ha superado, y por mucho, a la conexión telefónica. Wassap, Viber, Facebook, Twitter, solo por poner algunos ejemplos, se han vuelto indispensables en un paquete de aplicaciones que acompañen al smartphone, aun si no tuviesen minutos libres para llamar a ningún destino. De esas cuatro aplicaciones, Viber y Facebook, ya se usan para hablar “por teléfono”, utilizan el icono de un auricular para señalar que se pueden realizar llamadas a tus contactos.  Esto, que para muchos pasa desapercibido, es un gran cambio, una revolución o, en algunos casos, un punto de quiebre entre las operadoras y los “grandes” de las redes sociales. Hoy, de nada sirve un móvil sin aplicaciones. Digamos, si sirve, pero no para estar Conectado Integralmente. Sin embargo, como todos podrán darse cuenta, un móvil accede a una de estas redes solo si tiene un plan de datos, es decir, pagando. Redes y operadores, se necesitan. Pero ¿Quién terminará pesando más?

Seamos realistas, la inclusión digital aun esta distante de ser como la de  países tan cercanos como Colombia. En nuestro país, de cada 100 hogares, solo el 21% tiene internet. En Lima Metropolitana el 44.3% tiene internet, el Resto Urbano solo 18% y en el área rural solo 0.8%. Colombia ha llegado al 90% del país e conectado a su banda ancha (El Economista enero 2015). Como vemos, el país cafetero, ahora digital, está listo para el siguiente paso. Su red de banda ancha esta tendida y la conexión es masiva. Ahora, en Colombia, están discutiendo cómo aprovechar mejor la conectividad, las redes, las aplicaciones y los beneficios para la gestión de las ciudades, el agro y la salud. Agronet es un buen ejemplo, no el ideal, pero es un avance, este es su objetivo: “Consolidar la Red de Información y Comunicación del Sector Agropecuario – AGRONET, como plataforma para la gestión de la información y el conocimiento del sector agrario que suministre información relevante, oportuna y sintética a los responsables de la toma de decisiones del sector…” La clave, una vez que logremos una conectividad nacional masiva, será que las redes lleguen a la mayor cantidad de teléfonos móviles, se podría empezar por la gratuidad de algunas redes sociales en los teléfonos de menor costo o prepagos, incentivar el uso de las redes para temas que redunden en mayor productividad urbana y rural, y empujar al estado para que la gestión de las ciudades y la tecnología de la información sea, más que un artículo de tecnología, y pase a convertirse en una política de estado. 




Miercoles 25 de Febrero de 2015

De Gastón Acurio a Daniel Urresti, pasando por varios “pitufos políticos”, la izquierda y los que no saben, nunca han...

Miercoles 11 de Marzo de 2015

Existen variadas explicaciones sobre el tema del espionaje chileno al Perú. No estamos hablando del porqué del espionaje, ese tema...