Destiamarizar el Perú

El lunes por la tarde Alan García envió, vía tuiter, esta palabra en un contexto en el que nos hemos visto envueltos por fugas, capturas, recapturas e idas y venidas que, cual combi sin control, este gobierno viene protagonizando sin ayuda de nadie más que de sus propios errores.

Pero habría que pensar detenidamente, ¿Qué significa destiamarizar el Perú? Pues entendemos que es no quedarnos en el caso Tía María como único punto de la agenda nacional. No entendemos porque debemos detenerlo todo solo por ver si este proyecto minero va o no va. No cabe duda que la inversión es importante. Pero más importante es la inversión en todo el país y de todas las empresas. No podemos seguir atados, todos, a las piedras, la falta de comunicación, las lentas y la incapacidad política de palacio. Todo lo anterior es la receta de la inercia retrasante y sub desarrollada. ¿No hay proyectos de irrigación, mineros, hidroeléctricos, eólicos y etc., en la Macro Región Sur?

Un pueblo que reclama la agricultura como alternativa a la minería, lo digo por quienes se oponen radicalmente. Ya deberían tener listo un proyecto de irrigación de magnitud regional. No dejemos que la Macro Región Sur entre en la espiral del gobierno. Los pobladores del sur de nuestro país deberían hacer una agenda que mire el presente y el mañana. Lo que genere un desacuerdo, una marcha que paralice la ciudad, que no habrán los negocios y la violencia, debe quedar de lado. Al menos por el momento. No podemos seguir en mesas que en lugar de discutir que como se avanza discuta como se lucha.

Es mejor pensar que otro colegio emblemático se puede construir a partir del 2016. No basta con el Simón Bolívar, inaugurado el 2011 con 27 millones de inversión y que beneficia a 700 mil escolares. O en 2009 en Arequipa, cuando Alan García Inaugura la represa de Chalhuanca, para 25 millones de metros cúbicos que irriga mil 500 hectáreas. Porque Arequipa es más que Tía María. También es irrigación, ayer, ahora y a partir del 2016 más. No paralicemos la ilusión del desarrollo y volvámoslo una realidad para nuestros hijos en la Macro Región Sur. Dejemos atrás las mesas infructuosas, volvamos a las obras. Como la del 2008 en Moquegua cuando el gobierno aprista inaugura tramo vial del Puente Santa Rosa-Puente Montalvo-Puente Camiara. 171 km.90 millones de nuevos soles. Un puente que conecta a la ciudad del sol y la amistad con el desarrollo. Destiamarizar el país, es hacer más obras. Lamentablemente este gobierno solo sabe de Tía María. Hablemos de tender más caminos y carreteras. Hablemos de los 310 nuevos kilómetros del Tramo 5 del Corredor Vial Interoceánico Sur con una inversión de 38 millones 400 mil dólares en Arequipa el año 2010.

Como vemos, el desarrollo del país no comienza ni acaba en Tía María. Ese es un mito que ha creado un gobernante que no gobierna y que, no contento con no poder con su esposa y sus tarjetas de crédito, ahora solo piensa en su tía, en su tía maría. Ya viene el 2016, felizmente. 




Martes 26 de Mayo de 2015

Nunca tuvimos Fe en Nadine, Ollanta o Belaunde. Digo, nunca tuvimos fe en su honestidad. La película del gobierno conyugal...

Martes 16 de Junio de 2015

Desde que entras al mundo político no hay nada más peligroso que chocarte, y te vas a chocar si o...